La Comisión Federal de Electricidad (CFE) invertirá 250,000 millones de pesos entre inversión pública y privada en nuevos proyectos de generación, transmisión y disminución de pérdidas de transmisión en los próximos cinco años.

Vamos a enfocarnos en proyectos de rentabilidad y buscar capital privado y nuevas alianzas privadas, dijo Jaime Hernández Martínez, director general de la CFE, en una presentación en Expo Energy Mexico 2017.

De este monto, 170,000 millones de pesos estarán orientados a proyectos de generación, el cual resultaría en la instalación de 8 GW de nueva capacidad de generación eléctrica. La demanda de energía eléctrica continúa creciendo, lo hace a una tasa promedio de 3% por año y eso es una gran noticia, porque significa que hay espacio para el crecimiento de la CFE, pero también hay espacio para el crecimiento vigoroso del sector privado en la generación , explicó Hernández Martínez.

Con un crecimiento anual de demanda eléctrica de 3%, Martínez piensa que hay suficiente espacio para nuevos proyectos de generación de la CFE y del sector privado.

La CFE estima invertir 40,000 millones pesos de inversión en transmisión. Los 50,000 millones de pesos restantes serían invertidos en proyectos para disminuir las pérdidas de energía que la compañía de utilidades enfrenta.

Cuando fue cuestionado sobre los riesgos de suministro de gas natural de Estados Unidos ante cualquier complicación de las relaciones de México con ese país, el directivo de la CFE respondió que la estatal ha previsto esto y ha estado trabajando en diversificar su portafolio.

Sabemos que no debemos poner todos los huevos en una misma canasta , dijo Martínez. Sin embargo, si en el futuro hubiera un cambio drástico en los precios de gas natural, la CFE podría cambiar su fuente de generación.

En las plantas convertidas con cambiar una palanca de lugar podemos usar gas natural o combustóleo , dijo Martínez. De acuerdo al director general de la CFE, la estatal ha hecho avances operativos y financieros que le permitirán con el cierre del año reportar números negros en la empresa por primera vez en varios años.

CFE cortó sus gastos operativos en 13% entre el 2013 y el 2016. La compañía también logró cerrar el año pasado la negociación con el sindicato de la CFE y reducir en más de 50% el pasivo laboral de la empresa, el cual crecía a un ritmo de 60,000 millones de pesos por año. La compañía también pudo disminuir la exposición cambiaria de su deuda: de tener 100% de ésta en moneda extranjera en el 2002, la CFE disminuyó esta cantidad entre 20 y 30% el año pasado.