La Comisión Federal de Electricidad (CFE) obtuvo una pérdida financiera de 66,135 millones de pesos en sus operaciones de enero a septiembre, misma que es 1.8 veces mayor a la obtenida en el mismo periodo del año pasado y que es la más alta de su historia para un periodo similar.

A pesar de que redujo en 3.1% su costo de ventas, principalmente por el uso de combustibles más baratos para la operación de sus termoeléctricas que funcionan con gas importado de Estados Unidos, los ingresos por ventas de la empresa cayeron 9.5% en un año, ubicándose en 227,666 millones de pesos.

Del 2010 a la fecha, los resultados financieros netos de la CFE al tercer trimestre del año pasaron de una utilidad de 902 millones de pesos a la pérdida que se observa el día de hoy.

A partir del 2011, la estatal eléctrica únicamente ha reportado pérdidas en los ejercicios de estos periodos, aunque este año superó la mayor en su historia, del 2013, cuando acumuló una pérdida de 41,606 millones de pesos de enero a septiembre.

En tanto, los pasivos totales que reportó la CFE como emisora de deuda a la Bolsa Mexicana de Valores se incrementaron en 10% de enero a septiembre, ubicándose en la friolera de 1 billón 121,751 millones de pesos.

Los activos de la empresa eléctrica se incrementaron en 2.7% para ubicarse en 1 billón 208,523 millones de pesos, por lo que la CFE llegó al tercer trimestre del año con un patrimonio de 86,772 millones de pesos, mismo que disminuyó 44%, o 68,772 millones de pesos, en los primero nueve meses del año.

Pesan gastos financieros

De enero a septiembre, los gastos financieros por la deuda adquirida por la empresa se incrementaron 133% para ubicarse en 47,781 millones de pesos.

Los malos resultados en esta ocasión fueron también producto de una aguda pérdida cambiaria por la apreciación del dólar frente al peso mexicano de 33,625 millones de pesos, 6.4 veces mayores que las obtenidas en el acumulado de los primeros tres trimestres del 2015.

El pasivo laboral de la empresa productiva del Estado se ubicó en 562,736 millones de pesos en el periodo, aumentando en 27,197 millones de pesos, que es 5% superior al que arrastraba hasta septiembre del 2014.

Sólo en el tercer trimestre del año, la pérdida financiera de la estatal eléctrica fue de 30,543 millones de pesos, que es 2.4 veces superior a la que tuvo en el periodo de julio a septiembre, pero del año pasado.

[email protected]