Con la toma de posesión de Donald Trump, es momento de que México tome decisiones contundentes en línea a fortalecer la economía interna, con estrategias como bajar la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y generalizar o elevar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Luis Foncerrada, director general del organismo privado aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dijo que ante el panorama fiscal que pretende el presidente estadounidense de reducir la carga tributaria a las empresas, responder de la misma manera no es una idea descabellada .

En realidad su propuesta fiscal –sin el ajuste fronterizo- es similar a nuestro impuesto IETU, ahora desaparecido. Considerar la instrumentación de una política fiscal espejo con los Estados Unidos tendría un impacto importante y ayudaría a compensar los efectos de una decisión de ese tipo en EU , aseveró.

NOTICIA: CEESP defiende acuerdo de productividad

A través de su análisis semanal, los analistas del CEESP mencionaron que es hora de que en conjunto el gobierno y el sector privado se concentren en realizar propuestas que contribuyan tanto a enfrentar la situación que se avecina, como a insistir en el combate a la corrupción e impunidad, que han sido factores importantes que han inhibido un mayor ritmo de crecimiento y que obstaculizan cualquier política económica en la que no haya consenso y beneficio político ni ganancias monetarias, afectando la población objetivo que puede ser beneficiada.

Sin duda el escenario es complejo y nuestro país es el más afectado , por lo que es el momento de tomar decisiones contundentes y que vayan en línea con la fortaleza de la economía mexicana, abundó.

En México, a diferencia de EU, hay consenso entre el sector público y el privado sobre la necesidad de trabajar conjuntamente para fortalecer la economía mexicana.

La preocupación de algunos analistas estadounidenses es que con la política fiscal de esa nación es la disminución de los ingresos tributarios como consecuencia de la reducción de impuestos, que sería mayor a la recaudación que se espera por concepto del impuesto fronterizo.

NOTICIA: CEESP ve beneficios en el alza de tasas

En opinión de algunos especialistas, este impuesto tiene la ventaja de generar importantes ingresos fiscales adicionales, que pueden ser equivalentes a 0.6% del PIB, lo que en términos monetarios representan cerca de 120,000 millones de dólares al año.

Sin embargo, la disminución de 15 puntos en la tasa del impuesto sobre la renta podría restarle al total de recaudación aproximadamente 750,000 millones de dólares anuales, de tal manera que el efecto neto sería considerablemente negativo, poniendo en serios problemas las finanzas gubernamentales, elevando los niveles de deuda del país que es uno de los más endeudados del mundo.

Hasta ahora se ha resaltado lo benévolos que puede ser el programa propuesto sin considerar los costos, que al parecer son elevados y pueden llevar a la economía estadounidense a un desplome en el mediano plazo , acotó.

NOTICIA: Economía débil ha mermado avance de reformas: CEESP

mfh