El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se sumó al apoyo a mujeres que quieran participar en el paro nacional llamado “Un día sin nosotras” y pidió solidaridad de las empresas para este movimiento, pero también acciones.

El CCE dijo ser sensible a la grave crisis de violencia que viven las mujeres en el país, donde “los crecientes índices de abuso, acoso y feminicidios cada vez son más generalizados, y que llegan ya a menores de edad, y son absolutamente inaceptables”.

Sin duda, afirmó el organismo del sector privado, “la respuesta de las autoridades en los últimos años no ha sido adecuada, ni suficiente”.

Pero, reconoció, “todos fallamos como sociedad en nuestra parte de responsabilidad, mientras seamos omisos ante la vulneración de los derechos humanos de las niñas, adolescentes y mujeres en México”

Por ello, aseguró que gobierno y sociedad deben garantizarles el derecho a la vida, una vida digna y libre de violencia.

La cúpula empresarial confió en que las empresas serán empáticas con las mujeres que decidan ausentarse de sus puestos de trabajo el día 9 de marzo, al facilitar todos los elementos necesarios para su participación en el paro convocado.

Adicionalmente, relató que trabajan en conjunto con empresas y organismos empresariales para avanzar en medidas concretas que permitan proteger a las mujeres al interior de las organizaciones, convirtiéndolas en espacios seguros y libres de violencia.

Y para ello propuso un manual de prevención y combate a la violencia de género en los lugares de trabajo, además de un protocolo base para establecer un sistema interno de denuncia.

También campañas de comunicación interna de prevención y creación de consciencia, que incluya recomendaciones generales para el hogar y la comunidad.

erp