El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) presentará a las secretarías de Hacienda y Economía un decálogo de políticas públicas que detonen el empleo y la inversión a partir del próximo mes, pues sostuvo que el sistema fiscal ha afectado al consumo y fracturado al mercado interno.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, precisó que la principal solicitud al gobierno es obtener la deducibilidad a la inversión y las prestaciones sociales a 100%, lo cual permite reactivar los capitales y el consumo en el país.

Expresó que las finanzas públicas están comprometidas por la baja en el precio del petróleo. Sin embargo, es indispensable generar un círculo virtuoso que reactive la economía, mediante cambios fiscales que impulsen la inversión y el consumo.

Gutiérrez Candiani consideró que el tema de deducciones podría aplicarse a través de un decreto presidencial que entre en vigor a la brevedad, sin necesidad de esperar al Congreso hasta septiembre del 2015.

El presidente del CCE dijo que con la deducibilidad a 53% aplicado desde enero del presente año, los impuestos se incrementaron cerca de 35%, carga que impacta directamente en el consumo.

En este sentido, Gerardo Gutiérrez refirió que la reforma fiscal debe transitar por un mecanismo que modifique varias medidas, basados en ejes como que el consumo recupere la deducibilidad, que las prestaciones laborales regresen a ser deducibles, que las inversiones sean deducibles a 100% y que se establezcan impuestos más competitivos.

La Iniciativa Privada le apuesta a un avance del país para el próximo año con la aplicación de las reformas estructurales, no así la apuesta es la aplicación de políticas públicas que le inyecten a la economía lo necesario para avanzar.

En conferencia de prensa, mencionó que entre los retos que observan en materia económica para el 2015 se encuentra lo que suceda en el entorno internacional, toda que vez que dependemos del precio del barril y del dólar, y esos aspectos del exterior siempre golpean a nuestro país.

De ahí que insistió en la reactivación del mercado interno y que se emprendan las acciones que sean necesarias para de alguna manera blindar a la economía nacional.

Francisco Funtanet

Coyuntura no aleja inversiones en energía

La volatilidad internacional de los precios del petróleo, y el tipo de cambio, no desmotiva a los inversionistas del sector energético, pues los proyectos estimados por 50,000 millones de dólares no sólo se mantienen, sino hasta podrían aumentarse en el 2015 y 2016, aseveró Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Explicó que los proyectos energéticos previstos son de largo plazo, y se considera que podría revertirse el efecto negativo para mediados del siguiente año, lo que mantendrá garantizadas las inversiones.

Al respecto, Pedro Tello, analista económico de la Concamin, comentó que la caída en los precios del petróleo genera un efecto atractivo de obligar a Petróleos Mexicanos (Pemex) a concentrar sus proyectos de inversión en la exploración y aprovechamiento de la reserva que prevalece en aguas someras. Ésa es la gran virtud de esta caída, que obligará a concentrar esfuerzos e inversiones en aguas someras. Y obligará a Pemex a elevar la productividad para reducir el costo de producción del barril .

De los proyectos en aguas profundas, dijo que éstos tienen plazo largo de maduración y las empresas que tienen puestos el ojo en el sector no van a dejar de invertir por coyuntura de precios a la baja .

[email protected]