El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pide a la Secretaría de Economía, que dirige Bruno Ferrari, instale un frente negociador en el marco del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), con el fin de que la Iniciativa Privada sea parte negociadora con sus contrapartes de forma directa y se definan las sensibilidades en cada sector.

Mario Sánchez Ruiz, presidente del organismo privado, explicó que de entrada el sector agropecuario mexicano es un punto sensible para cualquier apertura comercial; sin embargo, si se deja a los empresarios negociar con su contraparte se podría concretar algún acuerdo respetando las debilidades.

Éste, entre otros aspectos, se hará llegar al secretario Bruno Ferrari a través de una carta que enviarán los 12 organismos que integran al CCE, pues si bien los empresarios reconocen la importancia y el potencial de crecimiento para la región Asia-Pacífico con el acuerdo, es necesario cuidar las debilidades de cada nación.

Quedamos en enviar una carta al Secretario de Economía para establecer que no queremos ver, como Brasil, que no se ha puesto el piso parejo, eso déjalo hasta otro sexenio y vayamos por el TPP, pero con las condiciones establecidas, déjame ser parte de las negociaciones, poner mis productos y mis sectores sensibles para que a la hora de que estén negociando se pongan las prioridades y haya buena negociación. Que no nos dejen nunca fuera... que hagan los gobiernos a efecto de que el sector pueda desempeñarse de manera competitiva , precisó Mario Sánchez.

lgonzalez@eleconomista.com.mx