El presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, detalló a El Economista que los resultados de la primera temporada abierta de asignación de hasta 20% de la capacidad de transporte y almacenamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) Logística en Baja California y Sonora fueron consecuencia de un mejor diseño de la subasta, mismo que pretenden repetir en los próximos cuatro concursos que serán después de la liberación por etapas de los precios de la gasolina en todo el país durante el 2017.

Al repetir la subasta ya no hubo una puja ascendente hasta llegar al mejor precio sino que, de manera similar a la que ha operado la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), las oferentes presentaron un precio único en sobre cerrado y la mejor oferta, la de la estadounidense Tesoro Energy, ganó en todos los tramos. García Alcocer explicó que las empresas ya no tuvieron oportunidad de decidir el tiempo en que pretendían usar la infraestructura (como variable de adjudicación) ya que se definieron tres años para todos los tramos y terminales del sistema. Lo importante es que ya existe la posibilidad de tener un combustible de otro tipo, que competirá por su calidad, en el área , aseguró.

Por tanto, se retomarán elementos de este proceso en las temporadas que siguen este año y a más tardar antes de que concluya mayo la CRE espera recibir la propuesta de Pemex para comenzar la temporada abierta 1.2. Con ello, publicará la convocatoria para la asignación de capacidad en la segunda franja donde se liberarán los precios de los combustibles, compuesta por Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y la región de La Laguna en Durango.

La liberación de los precios continuará conforme al calendario definido en diciembre, aunque la asignación de capacidad en ductos y terminales de Pemex para terceros será incluso meses después de cada liberación. También a más tardar en mayo la CRE y Pemex publicarán las reglas para arrendamiento de uso común de la infraestructura en Baja California y Sonora, misma que por regla general será 25% más cara que haber contratado capacidad en firme a mediano plazo.

kgarcia@eleconomista.com.mx