La Coalición de Trabajadores de Mexicana de Aviación informó que el conciliador y administrador de la aerolínea, Gerardo Badín, se comprometió a impedir que el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) se lleve los aviones de la empresa.

Luis Fernando Ojeda, coordinador de la agrupación formada por pilotos, sobrecargos y personal de tierra, refirió que en días pasados se supo que la institución bancaria pretendía cobrarse de esa forma un adeudo de Nuevo Grupo Aeronáutico.

Comentó que el diputado federal Mario Di Costanzo Armenta, a quien considera pilar en la lucha por el regreso de operaciones de la aerolínea, se puso en contacto con Badín Cherit y éste le dijo que no permitiría tal acción.

Destacó que tal compromiso es tranquilizador toda vez que los aviones significan la única oportunidad de regresar al vuelo y redimensionar la empresa a lo que antes se conocía.

Ojeda señaló que por medio del diputado Di Costanzo el conciliador ha cumplido su ofrecimiento de mantener al tanto a los trabajadores sobre el proceso de reestructura y juicio mercantil al que está sometida la empresa.

En tanto el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares, Miguel Angel Yúdico, calificó como una ilegalidad tal pretensión de Bancomext.

Explicó que de acuerdo con el Artículo 123 constitucional compete a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) y no a un juez de lo Civil decidir sobre los conflictos entre capital y trabajo.

Subrayó que además su organización emplazó a huelga a Mexicana de Aviación y por tal razón la Ley Federal del Trabajo establece que la JFCA es la depositaria de los bienes de la empresa emplazada, en tanto no se resuelva el conflicto laboral.

DOCH