Para frenar la informalidad laboral, el secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Roberto Campa Cifrián, impulsó un convenio con la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), a fin de formalizar a casi 400,000 trabajadores, quienes deben contar con las prestaciones de seguridad social.

“Emprender acciones conjuntas para combatir la informalidad, la disparidad de condiciones de sueldos, de prestaciones laborales de los trabajadores de las gasolinerías”, indicó Campa Cifrián.

Roberto Díaz de León Martínez, presidente del Consejo de la Onexpo Nacional, señaló que los asociados de estaciones de las 32 entidades del país ya iniciaron el proceso de formalización y que están cumpliendo con 70 regulaciones en diversas materias.

Para el titular del trabajo, este tipo de acuerdos sirve para sentar las bases de colaboración entre autoridades, empresas y trabajadores para igualar y mejorar las condiciones laborales de los despachadores de combustible.

“Firmamos este convenio porque tenemos retos importantes para hacer realidad el derecho de todos los trabajadores de las gasolinerías a condiciones de trabajo dignas y firmamos este convenio porque sabemos que seremos más eficaces”, expresó.

En días pasados Campa Cifrián sostuvo que el problema de nuestro país no es la falta de empleo, sino la informalidad que se mantiene en cifras elevadas, pues seis de cada 10 empleos son informales.

Esta herramienta, implementada por la STPS, contribuye a gestionar de forma preventiva y proactiva, con el acompañamiento de la autoridad laboral, sistemas diseñados para garantizar los derechos de los trabajadores.

A la firma del convenio asistieron Carlos Joaquín González, gobernador del estado de Quintana Roo, y Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, quienes fungieron como testigos de honor.

pmartinez@eleconomista.com.mx