Por medio de la tecnología y con el objetivo de afianzar la relación entre padres e hijos y luchar por los derechos de niños, niñas y adolescentes, la organización AMAZE se ha enfocado en trabajar para que se reconozca la salud sexual y reproductiva de los y las adolescentes como un derecho, en este mes, y en el marco del Día Internacional de la Mujer, buscan erradicar y hacer visibles los matrimonios forzados en menores de edad.

“La iniciativa está basada en vídeos animados con información basada en sexualidad dirigidos a niños, niñas y adolescentes, familias y docentes, que son parte importante y aliados de interés para dar voz concreta y que nuestra estrategia sea atractiva para los adolescentes”, comentó en entrevista Mariana Cruz Murrieta, Oficial Senior de Programas de AMAZE para LATAM y el Caribe.

El objetivo principal ha sido superar tabús y estigmas en torno a la sexualidad, ayudar con el autorreconocimiento del cuerpo de los menores e identificar métodos para prevenir ETS, pues desde AMAZE consideran que si los niños no encuentran información que requieren con las personas de su confianza es cuando recurren a los amigos, a la pornografía y a plataformas que no aportan información de valor.

Con respecto a los matrimonios forzados entre menores de edad, se pensaría que en pleno 2021 no existen casos, pero la realidad es que son temas que se han silenciado, “América Latina es la única región que no ha abordado este tema y que no tiene políticas ni inversión para abordarlos, para dar un panorama, el 25% de las mujeres entre 20 y 24 años reportan que se casaron antes de los 18 años”, destaca Eugenia López Uribe, Representante para América Latina y El Caribe de la Alianza Global para Terminar con el Matrimonio Infantil: Girls Not Brides.

AMAZE y Girls Not Brides hacen un llamado a hacer más evidente el tema de los matrimonios entre menores de edad, el diálogo de padres e hijos ayudará a asegurar espacios libres de violencia, “si las familias piensan que es normal o una buena opción que las mujeres se queden en casa, porque alguien se hará cargo de ellas, seguiremos teniendo casos de abusos, espacios de violencia y de desigualdad. Es fundamental trabajar políticas públicas con enfoques transformadores de género”, enfatiza Eugenia Lopez Uribe.

AMAZE quiere brindar visibilidad a problemáticas ignoradas y que con frecuencia repercuten en la vida de los niños “queremos sensibilizar y visibilizar los matrimonios infantiles como forma de violencia porque va en contra de su voluntad, las niñas y niños no tienen el proceso de autonomía de lo que implica un matrimonio, es momento de exigir sus derechos”, apuntó Cruz Murrieta.

viridiana.diaz@eleconomista.mx