La Secretaría de Economía (SE) consideró que la apertura comercial de México ha tenido un impacto positivo en los últimos 17 años, desde que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y anunció que buscará liberalizar más el comercio con 36 países.

México negocia la ampliación de cupos agrícolas con Japón y los 27 países de la Unión Europea; la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Perú, la posible negociación de un Acuerdo Estratégico de Integración Económica con Brasil, y la profundización de la relación comercial con Panamá, República Dominicana, Cuba, Ecuador, Paraguay y Argentina.

No creemos que tenga sentido argüir que no debemos abrir mercados, porque otros países lo van a aprovechar , dijo Eduardo Ramos, jefe de la Unidad de Coordinación de Negociaciones Internacionales de la Secretaría de Economía.

Algunos dirigentes empresariales, como Valentín Díez Morodo, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), se han pronunciado porque México ya no firme más TLC´s, hasta aprovechar adecuadamente los 12 que están en vigor con 42 países.

Saldo positivo

Si se comparan los datos del 2009 frente a 1993, con los países con los que México ha firmado acuerdos comerciales, crecieron 4.5 veces las exportaciones, para llegar a 214,000 millones de dólares, y tres veces las importaciones, hasta 165,000 millones.

Ramos detalló que con la Unión Europea se pretende ampliar los cupos agrícolas ya establecidos e incluir otras mercancías, de forma que se establezcan mayores preferencias para carne de cerdo, plátano, lácteos, miel, chocolates y galletas, entre otros productos.

También dijo que se espera homologar para el 2012 las normas que rigen a los TLC´s con el Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras), Costa Rica y Nicaragua.

Paralelamente, en el marco de la iniciativa Arco Pacífico, México intenta llegar a un arancel cero tomando como base los distintos TLC´s que tienen los países de esa región (Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú).

rmorales@eleconomista.com.mx