Cancún, Qroo. El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, confirmó ayer a El Economista que en caso de que no se relance la licitación pública internacional para el aeropuerto de la Riviera Maya, su gobierno buscaría quedarse con la concesión para construir un aeropuerto estatal.

Entrevistado al término de la inauguración de la XXII Convención Anual de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo en la Riviera Maya, el Mandatario estatal dijo que en su gobierno el proyecto de la terminal aérea es una prioridad y esperará a que la Federación defina si lanza o no una nueva licitación para que Quintana Roo pueda reclamar para sí la concesión de la obra.

El gobierno está interesado en el proyecto, pero primero tenemos que analizar cuál va a ser la decisión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en el tema del relanzamiento de la convocatoria. Si no es así, el estado ya tomará la decisión que mejor le convenga. Como gobierno estatal pudiéramos tomar la decisión de concursar por un aeropuerto estatal aseveró.

Añadió que el lunes próximo se reunirá con el titular de la SCT para solicitarle un informe de las inconsistencias de los grupos concursantes que motivaron que se declarase desierta la licitación, pero sobre todo para proponerle una nueva estrategia de relanzamiento.

Lo deseable es que la actual administración federal relance la convocatoria y la obra inicie en este sexenio federal, añadió el Mandatario.

NO ES DINERO PERDIDO

Sobre los 200 millones de pesos que Quintana Roo erogó para la expropiación de dos terrenos en los ejidos Macario Gómez y Jacinto Pat, pertenecientes al municipio de Tulum, dijo que no es dinero perdido aunque el gobierno federal se desline de la reposición de esos recursos, pues el estado es posesionario de la tierra y es reserva territorial que serviría para cualquiera de los escenarios que se presenten en el tema del aeropuerto.

Lo que tenemos es la tierra, la custodia de las hectáreas expropiadas y estaremos pendientes de lo que resulte de la reunión con el secretario Dionisio Pérez Jácome y determinar como gobierno estatal si concursamos por un aeropuerto en la entidad , insistió el Mandatario.

COZUMEL ALZA LA MANO PARA LA TERMINAL AÉREA

Luego de que a mediados de mayo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) declaró desierta la licitación para la construcción del aeropuerto de la Riviera Maya en el Caribe mexicano, el gobierno de Cozumel levantó la mano para ser una opción y poder crecer como destino internacional.

Entrevistado por El Economista, el presidente municipal de Cozumel, Aurelio Joaquín González, aseveró que ante una falta de acuerdo por parte de las autoridades en la construcción de la nueva terminal aérea, el aeropuerto que se ubica en esa isla es la opción para mejorar el tráfico de pasajeros hacia algunos destinos de Quintana Roo.

Es más rápido llegar de Cozumel a sitios como Solidaridad, la Riviera Maya y Tulum, a que si vuela uno a Cancún y de ahí toma un camión o un taxi a estos sitios, además de que es más caro

Por tal motivo, afirmó que en los siguientes meses promoverá junto con el grupo Aeropuertos del Sureste dicha opción, si no se llega a un acuerdo satisfactorio en la licitación del aeropuerto de la Riviera Maya o si el proyecto se pone en stand by.

Según el gobierno federal, la construcción de esa terminal se ubicaría en el municipio de Tulum.