Buenos Aires.- Argentina aplicó nuevas sanciones financieras a la agroexportadora Bunge, filial del gigante cerealero con sede en Bermudas, acusada de evadir impuestos por 1,200 millones de pesos (255 millones de dólares), informó el lunes a la AFP una fuente oficial.

"La Cámara de Apelaciones acaba de rechazar un amparo elevado por Bunge y por tanto se volvió a suspenderla del Registro de Operadores, lo que no le impide vender y comprar, pero le representa un duro costo financiero", dijo la fuente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que pidió anonimato.

La compañía es una de las cinco mayores exportadoras de granos y cereales de Argentina, país que es fuerte proveedor de alimentos con negocios anuales por unos 30.000 millones de dólares anuales, casi un tercio del total de ventas al exterior.

La AFIP acusa a la casa local de Bunge Limited de realizar triangulaciones con una empresa fantasma radicada en una zona franca de Uruguay para evitar el pago del impuesto a las ganancias en 2006, 2007, 2008 y 2009.

"La compañía opera administrativamente a través de una pequeña oficina de solo 27 metros cuadrados y 2 empleados en Montevideo, donde el tributo de ganancias es cero mientras que en Argentina es del 35%. Así evadió", afirmó la fuente reservada.

Bunge, suspendida por primera vez del Registro en abril, tuvo un fallo judicial favorable en primera instancia, pero ahora vuelve a ser suspendida, con un alza de 10% a 25% en anticipos de impuestos al valor agregado y ganancias.

"Es inconcebible que haya presentado Bunge balances con pérdidas, a raíz de estas triangulaciones, cuando hubo cosechas y precios récord en los mercados internacionales", afirmó la fuente.

La nueva suspensión de la firma fue publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Otra empresa agroexportadora investigada y denunciada por AFIP es la poderosa Molinos, "que evadió 180 millones de pesos (unos 38,2 millones de dólares) en triangulaciones con Chile", según la fuente.

Argentina ha firmado un acuerdo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que le permite mantener intercambio de información con numerosos países considerados paraísos fiscales como Caimán, Bahamas y Bermudas, adonde Bunge trasladó su casa matriz de Estados Unidos.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

apr