Broadcom, el fabricante estadounidense de semiconductores, cerró la compra de la unidad de ciberseguridad de Symantec, en una operación valorada en 10,700 millones de dólares. La compañía añadió que la adquisición “reforzará sustancialmente su fuerza dentro del sector tecnológico.”

El productor de microchips indicó que espera que la compra se materialice durante el primer trimestre de su año fiscal 2020, tras haber superado las aprobaciones de los reguladores en Estados Unidos, la Unión Europea y Japón.

Broadcom, sigue con su estrategia de compras agresivas. Esta sería su segunda gran operación en el negocio de software, después de la compra de CA Techologies el año pasado por 18,900 millones de dólares.

Con respecto al interés de la empresa por la unidad de Symantec, el presidente y consejero delegado de Broadcom, Hock Tan, señaló que “el segmento de ciberseguridad para negocios de Symantec es reconocido como un líder asentado en el creciente segmento de seguridad en la empresa, desarrollando algunas de las soluciones más potentes del mundo en esta tipología de servicio”,

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Symantec, Rick Hill, explicó que la empresa seguirá pudiendo operar con capacidad para crecer en ingresos, ya que mantendrá su parte de negocio dedicada directamente a los consumidores, que apuntó que representa un 90% de la facturación.

“Es una transacción transformadora que debería permitirnos maximizar inmediatamente el valor para nuestros accionistas a la vez que mantenemos la propiedad del negocio puro de ciberseguridad para consumidores,con beneficios estables”, recalcó Hill.

El anuncio llega después de que, a finales de julio, Apple anunciara su acuerdo para adquirir el negocio de chips de módem para teléfonos inteligentes de uno de los principales competidores de Broadcom, la estadounidense Intel, en una operación valorada en 1,000 millones de dólares.