La compañía aérea británica British Airways anunció que llegó a un acuerdo con los administradores de sus fondos de pensión para establecer un plan de recuperación, un paso importante que allana el camino para su fusión este año con la española Iberia.

El acuerdo con los administradores de New Airways Pension Scheme (NAPS) y Airways Pension Scheme (APS) permitirá evitar el cierre de estos dos fondos deficitarios, agregó British Airways en un comunicado en el que precisa que previamente lo pactó con los sindicatos.

La compañía británica presentará el plan de recuperación al regulador británico de pensiones antes del 30 de junio, e Iberia dispondrá de tres meses de plazo para estudiarlo.

British Airways mantendrá sus contribuciones al nivel actual de por lo menos 330 millones de libras anuales hasta 2026 en el caso del primer fondo y 2023 del segundo para colmar el déficit evaluado conjuntamente en 3,700 millones de libras.

Los suscriptores de los fondos, en cambio, deberán pagar 4.5% más que ahora para mantener sus pensiones en el nivel actual. En Gran Bretaña, los empleados del sector privado cotizan generalmente a cajas de jubilación propias a su empresa.

La financiación del déficit de los fondos de pensiones de British Airways fue uno de los principales escollos en las negociaciones de fusión con la compañía española Iberia.

Las dos compañías firmaron en abril el acuerdo definitivo que debería dar nacimiento a finales de año a uno de los mayores grupos aéreos del mundo, pero Iberia impuso una cláusula que le permite anular la operación si no encuentra el acuerdo sobre los fondos de pensiones "razonablemente satisfactorio".

RDS