Braskem, filial petroquímica de la constructora brasileña Odebrecht, acompañó de tiempo completo la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en el 2012, de acuerdo con Carlos Fadigas, quien era su director en ese momento

“Acompañamos de tiempo completo toda la campaña del PRI y del actual presidente. No sólo de él, sino también de su equipo”, expresó Fadigas en una reunión privada con inversionistas realizada en febrero del 2013, según consta en la transcripción del encuentro, de la cual la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) obtuvo una copia.

De acuerdo con los documentos en poder de MCCI, Braskem intervino durante los días de la campaña presidencial con tres transferencias por 1.5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital, en Islas Vírgenes, que ha sido vinculada con Emilio Lozoya Austin, quien se desempeñaba como coordinador de Vinculación Internacional de Peña Nieto en esas fechas.

En agosto, MCCI publicó que en plena contienda electoral de 2012, la constructora brasileña transfirió 3 millones 140,000 dólares en siete depósitos a la empresa ligada a Lozoya, en pago por supuestos favores.

Con los nuevos documentos, ahora se sabe que tres de esas transferencias por 1.5 mdd provenían de Braskem, que construía la planta Etileno XXI en el estado de Veracruz, en alianza con la empresa mexicana Idesa, aseguró MCCI.

Esta no es la primera vez que Braskem es investigada por financiamiento de campañas electorales. En la pesquisa del caso Lava Jato, se descubrió que financió a candidatos y partidos políticos en Brasil, mientras que en Argentina aportó dinero para la campaña del actual presidente, Mauricio Macri.

El seguimiento de Braskem y de Odebrecht a la trayectoria de Peña Nieto se dio desde antes de que éste fuera candidato a la Presidencia.

En la primera semana de abril de 2010 el entonces Gobernador del Estado de México viajó a Brasil para reunirse con Marcelo Odebrecht y luego, en octubre del 2011 –cuando ya se perfilaba como candidato presidencial-, se agendó otra cita de ambos personajes en Toluca, narra MCCI.

Esta es la primera vez que se conoce este segundo encuentro; el 25 de octubre del 2011 Marcelo Odebrecht agendó un encuentro de dos horas con el actual presidente mexicano; ese mismo día voló de Toluca a Xalapa para reunirse con el entonces gobernador Javier Duarte, luego acudiría a la entrega de un reconocimiento que una fundación presidida por Cuauhtémoc Cárdenas le otorgó al ex presidente brasileño, Luiz Inacio Lula Da Silva. Un día antes visitó en Los Pinos al entonces presidente Felipe Calderón, en compañía de Fadigas. En dos días, Odebrecht se reunió con personajes del PRI, PAN y PRD.

Peña Nieto se volvió a encontrar con Marcelo Odebrecht en Querétaro el 12 de noviembre del 2012, a unos días de tomar protesta, de acuerdo con otra cadena de correos obtenida para la investigación de MCCI.  

Apenas asumió la Presidencia, Peña Nieto se reunió de nuevo con Fadigas, quien actualmente está procesado en Brasil por corrupción.

En octubre de 2013, Peña tuvo una cuarta reunión privada con Marcelo Odebrecht en la residencia oficial de Los Pinos.

Luis Alberto de Meneses Weyll, quien durante siete años se desempeñó como director de Odebrecht en México, confirmó en su delación rendida el 16 de diciembre del 2016 ante la justicia de Brasil, que la empresa había seguido la campaña presidencial del 2012, y que su trato había sido con Lozoya.

erp