Las empresas brasileñas Odebrecht y Souza Cruz suscribieron en La Habana acuerdos con miras a establecer en el megapuerto de Mariel fábricas de plásticos y cigarrillos, respectivamente, informó este martes el diario oficial Granma.

Souza Cruz y el grupo Tabacuba suscribieron un memorando de entendimiento para "evaluar la factibilidad de una nueva planta industrial para producir cigarrillos dirigidos al mercado nacional y a la exportación", dijo el periódico.

Ambas compañías poseen una fábrica de cigarrillos en Cuba desde abril de 1995, dirigida por la empresa mixta Brascuba, que produce 400 millones de cigarrillos anuales de más de 10 marcas.

Por otra parte, el Grupo Empresarial de la Industria Ligera de Cuba y la Compañía de Obras Industriales de Brasil, COI-Odebrecht, firmaron un documento "con el propósito de comenzar los estudios para establecer en esta área (puerto de Mariel) un Polígono de Plásticos", agregó Granma.

El gobierno de Brasil financió con 802 millones de dólares la primera etapa de la construcción del megapuerto ubicado 45 km al oeste de La Habana, a cargo de Odebrecht.

En la ceremonia de apertura del megapuerto, la presidenta Dilma Rousseff anunció un nuevo crédito para la ampliación de esas obras, de 290 millones de dólares, y dijo que su país quiere ser un "aliado económico de primer orden para Cuba".

Brasil es el segundo socio comercial cubano en América Latina, después de Venezuela.

El megapuerto del Mariel es centro de un proyecto que abarca la creación de un amplio polígono industrial, que Cuba piensa desarrollar con inversión extranjera.

erp