El gobierno brasileño creó oficialmente el Start-Up Brasil, Programa de Aceleración de Empresas de Software y Servicios de Tecnologías de la Información.

Como parte del TI Mayor, plan estratégico que anunció en agosto el ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación (MCTI), la iniciativa apunta a apoyar a las nuevas empresas a través de aceleradoras.

La ordenanza ministerial que instituyó el Start-Up Brasil, publicada en la edición de este lunes del Boletín Oficial, define como aceleradoras a personas jurídicas dedicadas al proceso de apoyo a proyectos de emprendedores y empresas nacientes (start-ups) .

Para recibir el apoyo, la novata tiene que ser una empresa recién establecida en la que se desarrollen productos, procesos o servicios con características innovadoras, garantizadas por actividades de investigación y desarrollo, con el objetivo de inserción en el mercado .

El objetivo del nuevo programa es estimular la ampliación de la base tecnológica, la consolidación de ecosistemas digitales y el surgimiento de un ambiente favorable a la investigación, al desarrollo a la innovación en tecnología de la información y comunicación (TICs), dijo el texto. El ministerio gastará con el programa cerca de 19.6 millones de dólares hasta el 2014.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica