La selección de Brasil sub 17 venció 2-1 a México en un partido que destacó la forma en que el arbitraje utilizó el VAR. Al minuto 66, en una jugada que ya había terminado, el silbante recurrió a la tecnología para decidir marcar penal a favor del conjunto local. 

El futbolista Kaio Jorge, fue el encargado de marcar la anotación desde los once pasos. A tan solo segundos de terminar el partido, en tiempo extra, en un centro al área, el delantero Lazaro Vinicius Marques entró  sin complicaciones al área chica y definió con la pierna derecha para el gol que significó el campeonato para los sudamericanos.

Después del encuentro, el entrenador del conjunto mexicano, Marco Antonio Ruiz, expresó su descontento con las decisiones arbitrales. 

“No era necesario el VAR, siempre fuimos víctima de las decisiones que tomaron. Cuando les conviene lo usan, aunque Brasil es un gran rival. El partido lo teníamos controlado hasta la situación del penal, es un deporte de muchas emociones, con lucha y el apoyo del público Brasil creció. Nos vamos con la cara en alto, no era fácil el escenario, me voy orgulloso de mis jugadores”, expresó.

Mientras que el delantero de Santos Laguna, Santiago René Muñoz, comentó que encontraba extraña la manera en que marcaron el penal. “Hicimos bien las cosas, ahorita se me hace algo inexplicable eso del VAR, nunca aparece, pero bueno, así queda. Les competimos al tú por tú, pero nos vamos con el subcampeonato”. 

El capitán del equipo mexicano, Eugenio Pizzuto, destacó con el balón de bronce como el tercer mejor jugador del torneo.