El fabricante aeronáutico canadiense Bombardier informó este lunes que registró en 2013 una baja de los pedidos de 19% en comparación con 2012, invocando una coyuntura económica mundial difícil.

Excluyendo las anulaciones, Bombardier recibió 388 comandas en 2013 contra 481 en 2012. Por el contrario, las entregas aumentaron en el mismo período a 238 contra 233.

"La economía mundial se ha mantenido obstinadamente lenta y, con una recuperación que toma más tiempo del previsto inicialmente, el año se mantuvo lleno de desafíos para la aviación", analizó el presidente de la división aeronáutica del grupo, Guy Hachey.

El 2013, Bombardier entregó 180 jets privados contra 179 el año anterior, 10 unidades menos de lo previsto. Los pedidos de este tipo de aviones totalizaron 305 el año pasado contra 343 el anterior.

Las comandas de la nueva gama de aviones CSeries (110 a 135 plazas), por su parte, se duplicaron con creces en 2013, pasando a 34 contra 15 en 2012. La semana pasada, Bombardier informó un nuevo retraso en la entrega de estos aviones, ahora programada para el segundo semestre de 2015.

Días atrás Bombardier informó que el grupo aéreo saudí Al Qahtani Aviation Company comandó 16 CS300 por 1,210 millones de dólares, con una opción de compra de otros 10 aviones.

ERP