Puebla.- El no tener el pago de impuestos de más de medio millón de indocumentados mexicanos y la falta de turistas generará una insolvencia estatal en Arizona, advirtió el catedrático Werner Gerhard Christian Voigt Hummel.

El maestro de la Facultad de Comercio Internacional de la UPAEP, señaló que más de medio millón de mexicanos que residen en Arizona van a tener una vida desagradable con la entrada en vigor de la ley SB1070, ante los constantes chequeos, investigaciones y detenciones que ocasionará dicha medida.

El especialista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), enfatizó que los 8,000 poblanos y los demás connacionales podrían pensar en desplazarse a otros estados, lo cual generaría un impacto importante en Arizona, ya que dejaría de recabar en materia de impuestos unos 2. 4 mil millones de dólares.

'Hay unos 480,000 indocumentados mexicanos que residen en ese estado, que podrían desplazarse después del 30 de Julio, lo que afectaría a hoteles y restaurantes, puesto que Arizona recibe anualmente 37 millones de turistas de todo el mundo, que gastan 18,000 millones de dólares, lo cual sería devastador', señaló.

Enfatizó que de acuerdo a estadísticas de la Universidad de Arizona, los mexicanos que visitan dicho estado son 65,000, por motivos de turismo, compras y de negocios y, con ello, erogan 7.35 millones de dólares de manera diaria.

'Si estos turistas, emprendedores y hombres de negocios no llegan, el impacto va a ser severo, especialmente por la crisis económica, de ahí que estaría en vísperas de insolvencia estatal', insistió.

Destacó que ya se prepara un boicot en contra de Arizona, muestra de ello es lo que se dará para el equipo de beisbol Arizona Diamondbacks.

Además, el alcalde de Phoenix ha rechazado la ley, así como funcionarios de Los Angeles, San Francisco y de Washington han aprobado resoluciones para un boicot económico en contra de ese estado.

Indicó que el ejemplo de que dicha iniciativa no es correcta lo expresa el mismo presidente Barack Obama, quien dijo que la ley SB1070 está mal encaminada y es irresponsable, de ahí que ya encargó al procurador general de Estados Unidos investigue si viola la Constitución y leyes federales estadunidenses.

apr