Boeing pospuso de abril a agosto el primer vuelo de prueba de su nueva cápsula Starliner, que servirá para transportar astronautas estadounidenses hacia la Estación Espacial Internacional (ISS).

La NASA anunció el retraso en un comunicado fechado el martes, alegando que la plataforma de lanzamientos de Cabo Cañaveral, en Florida, tiene el calendario muy apretado en abril y mayo.

La nueva cápsula Starliner, que se encuentra en la fase final de prueba en tierra, será lanzada por un cohete Atlas 5 de United Launch Alliance. Aun así, agosto de 2019 es una "fecha de trabajo por confirmar", adelantó la NASA.

Si esta prueba sale bien, el vuelo de la nueva cápsula llevará a bordo a los tres astronautas, Nicole Mann y Mike Fincke, de la NASA, así como a Chris Ferguson, de Boeing.

Starliner será uno de los dos vehículos estadounidenses responsables de llevar a los astronautas de la NASA hacia la ISS, junto con la cápsula Dragon, de SpaceX.

La empresa espacial aventaja a Boeing. En marzo, completó con éxito una misión de prueba de casi una semana en el espacio, al lograr que Dragon se acoplara con éxito a la ISS antes de regresar a la Tierra.

El primer vuelo tripulado de la cápsula Dragon está programado para finales de año, y la fecha se confirmará en las próximas semanas, indicó la NASA.