El 2011 vivió un aumento en el número de abonados en la industria de telefonía móvil en Chile. Sin embargo, estas mismas condiciones llevaron a la baja el ingreso por cliente (ARPU) de las tres operadoras actualmente en competencia: Entel, Movistar y Claro. Estas industrias vieron caer este indicador entre 2 y 9% durante el año pasado, alcanzando un ARPU promedio de 15 dólares.

Entel fue la que obtuvo el mayor ingreso promedio comparado con Movistar y Claro, pues alcanzó 18.8 dólares al cierre del 2011, cifra que es 8.7% inferior al 2010, pero superior a la media de la industria. Según se desprende de sus estados de resultados, esto se debe al aumento de su base de clientes. En el 2011 llegó a los 9 millones 347,000 abonados, lo que significó un aumento de 24% respecto del año anterior.

Movistar obtuvo un ingreso promedio por cliente de 16.3 dólares, cifra superior a la media, pero 4.1% menor a la registrada en el 2010 cuando registró 17 dólares.

Movistar vio crecer su base de abonados, que llegó a los 9.5 millones de suscriptores durante el año pasado, lo que representa 86% más que en el 2010. En cuanto al tráfico de sus usuarios, éste se expandió, pasando de 11,791 millones de minutos en el 2010 a 12,218 millones de minutos.

Claro, del mexicano Carlos Slim, registró el ingreso promedio por cliente más bajo de la industria: 9.8 dólares en el 2011, es decir, 1.8% menos que en el 2010 cuando llegó a los 10 dólares. La leve caída es reflejo del aumento en su base de abonados que llegó a los 5.5 millones de suscriptores, lo que significa un alza de 13.7% respecto del 2010.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica