A partir del 1 de enero y hasta que se libere el precio conforme al calendario gradual en cada región del país, el gobierno federal a través de Petróleos Mexicanos (Pemex) otorgará un margen comercial máximo de 0.91 pesos por litro para la gasolina Magna; de 0.96 pesos por litro para la Premium, y de 0.95 pesos por litro en el caso del diésel a los empresarios gasolineros del país, lo que implica un margen comercial promedio de los tres combustibles de 5.5%, un punto porcentual menos al que se otorgó en el 2016.

Lo anterior, fue enviado a los empresarios gasolineros en el oficio 349-B-528 de fecha 28 de diciembre del 2016, emitido por la Unidad de Política de Ingresos no Tributarios de la Subsecretaría de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Ello implica que a mayor costo de la refinación y mayor precio del barril de crudo, menos margen de ganancia para los gasolineros en un precio máximo , explicó el analista del sector y empresario Ramsés Pech. Una de las mayores preocupaciones de los empresarios antes de esta definición era que se fijara un margen absoluto en pesos y no el porcentual que variaría conforme a las fluctuaciones, que fue el que se estableció.

Cuando se liberen los precios no serán afectados. Lo que pegará en el mercado abierto será la logística y el precio del barril con su refinación y esto sólo se compensará bajando el Impuesto Especial a la Producción y Servicios del gobierno federal , aseguró Pech.

Pero, además, este margen será distinto conforme a las 90 zonas (83 en el interior y siete en frontera) establecidas por costos de logística. Por ejemplo, en el caso de la gasolina Magna, el margen para los gasolineros de Zihuatanejo de Azueta, Guerrero, se reduce hasta 5.4%, mientras que en Boca del Río, Veracruz, aumenta a 5.93 por ciento. En caso de la Premium, el margen bajará a 5.2% en Zapopan, Jalisco, y aumentará a 5.6% en Boca del Río, y el margen del diésel será de hasta 5.3% en Puerto Peñasco, Sonora, mientras que también en Boca del Río la región más barata para los tres combustibles será de 5.7 por ciento.

Nuevas condiciones de pago

Por otra parte, mediante un oficio de la Comisión Reguladora de Energía se vio obligada a mantener la venta de combustibles al alrededor de 4,000 estaciones de servicio cuyos contratos de suministro vencieron el 31 de diciembre y que no han firmado los nuevos contratos de venta de primera mano o comercialización. Esta venta de Pemex se realizará mediante el esquema de pago por adelantado que consiste en la recepción de pagos bajo la modalidad de pago anticipado . Los pagos deberán ser direccionados desde el portal del banco a contado .

Considerando que existen clientes que a la fecha tienen saldo en su condición de venta de crédito, no se podrá suministrar producto a aquellos que tengan documentos vencidos, hasta que éstos sean liquidados.

Así, el abasto para las estaciones de servicio que no firmaron estos nuevos contratos dependerá de la disponibilidad que Pemex tenga en sus combustibles.

Crece interés por importar combustible

Al 30 de diciembre del 2016 se encuentran vigentes 402 permisos de importación de combustibles automotores, de los cuales, 164 corresponden a gasolina y 238 a Diésel, permisos que han sido otorgados a un universo de 233 solicitantes, de acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener).

El volumen total registrado en los permisos vigentes equivale a cuatro y seis veces la demanda real de gasolina y Diésel , respectivamente, por lo que los comercializadores o distribuidores cuentan con un año para realizar las importaciones ya que cada empresa decide el volumen, siempre dentro del máximo solicitado en su permiso previo de importación.

Los volúmenes amparados en estos permisos son únicamente indicativos del interés comercial de las compañías solicitantes y no reflejan, con ninguna precisión, la futura composición del mercado de importación de gasolina y Diésel en México , explicó la Sener.

Derivado de que la infraestructura de transporte y almacenamiento nacional es utilizada prácticamente en su totalidad por Petróleos Mexicanos (Pemex), sólo hay importaciones marginales de Diésel realizadas por algunas mineras del norte del país en tanques, en espera de las distintas temporadas abiertas para arrendamiento de capacidad de Pemex y la puesta en marcha de algunos proyectos privados que comienzan a operar en el 2018.

La importación privada de gasolina y Diésel por vía marítima requiere la finalización del proceso de temporada abierta de Pemex Logística para el acceso a la infraestructura de terminales marítimas y ductos, así como la alineación de precios con el mercado internacional, con el fin de evitar pérdidas económicas a las empresas participantes, incluida Petróleos Mexicanos y así detonar el desarrollo de infraestructura necesaria en este sector, explica el organismo.

kgarcia@eleconomista.com.mx