La empresa petrolera británica BP anunció este miércoles en un comunicado que separó 1,000 millones de dólares de sus cuentas para proceder a una reestructuración, en pleno desplome de los precios del petróleo.

La empresa no precisó en qué consistirá la reestructuración pero la prensa británica avanza que incluirá el despido de cientos de empleados en el Reino Unido y Estados Unidos.

"Con nuestro programa de venta de activos de estos últimos cuatro años, tenemos menos actividades y activos pero la estructura de la empresa no ha avanzado para reflejar esos cambios, así que hay en marcha un programa de simplificación", dijo un portavoz de BP.

erp