Los constructores automovilísticos alemanes BMW y Volkswagen anunciaron e que llaman a revisión en el mundo a 235,000 autos de la gama Mini en el caso del primero y de 300,000 autos diesel de varios modelos para VW, por problemas en la bomba de agua.

En el caso BMW, en sólo Estados Unidos, principal mercado de la marca, el número de llamados aumentó a 89,000, anunció el domingo la seguridad vial estadounidense (NHTSA).

Estados Unidos es el primer mercado de los Mini, seguido por Gran Bretaña en segunda posición y Alemania en tercera, indicó a la AFP un portavoz del constructor alemán, Sven Grützmacher.

En el peor de los casos, la bomba de agua del compartimiento del motor puede incendiarse, lo que ya ocurrió en Estados Unidos. Hasta ahora los incidentes no han causado víctimas, precisó

El llamado involucra los vehículos de esta marca construidos de marzo 2006 a enero 2011 con los motores Cooper S y John Cooper Works, agregó. El reemplazo de las bombas de agua se hará gratuitamente.

Por su parte Volkswagen anunció el lunes que llamará para revisión cerca de 300,000 autos diesel de diferentes modelos a causa de los problemas del circuito de inyección.

En este caso están involucrados los modelos Eos, Golf, Jetta, Passat, Scirocco, Tiguan y T5, equipados con motores diesel de 2 litros y construidos entre 2009 y 2012.

Es una medida de precaución, precisó el portavoz de Volkswagen, y agregó que se trata de controlar y reforzar las tuberías de inyección.

RDS