El constructor automotor alemán BMW anunció el lunes la llamada a revisión de 1.3 millones de vehículos en todo el mundo, de series 5 y 6 construidas entre 2003 y 2010, debido a un defecto en los cables de batería.

Este problema "puede en algunos casos provocar un mal funcionamiento del sistema eléctrico, impedir la puesta en marcha del auto o incluso en algunos casos causar una combustión o un incendio", anunció BMW en un comunicado.

RDS