Desde la pista de pruebas de BMW, Performance Center, ubicada en la zona industrial de Spartanburg, en Greenville, Carolina del Sur, se llevó a cabo la edición 2019 del Test Fest 2019, una fiesta con la que la marca bávara celebra su historia de innovación y pasión por la conducción.

Además, este circuito cumplió 20 años; tiene una longitud de 2.3 millas, por él han circulado más de 2,700 BMW nuevos y se han utilizado alrededor de 50,000 neumáticos. Todo ello para impartir los cursos de conducción que van desde los talleres para adolescentes hasta los más dinámicos de la división M. Gracias al éxito que el Performance Center ha significado para la marca, se inauguró el Performance Center West, en Palm Springs, California, y así ofrecer cursos a más clientes.

Pasado siempre presente

Antes de pasar a los exámenes en la pista, la atención se centró en algunos modelos del BMW Car Club of America. Este ejercicio resultó enriquecedor porque sirvió para entender la rápida evolución que los modelos han tenido en tan poco tiempo, pero sin olvidarse de detalles que los identifican como un BMW. Todos son fascinantes pero me pareció fuera de serie el X5 4.6is que se fabricó en el 2002. El motor V8, cuya cilindrada pasó de 4.4 litros a 4.6 l, aumentó su potencia hasta los 340 caballos para desarrollar una velocidad máxima de 240 km/h. Este X5, que estuvo inicialmente reservado para el mercado estadounidense, fue la respuesta de la casa a su eterno rival, Mercedes-Benz, que tenía en el mercado el ML 55AMG.

En este breve camino al pasado, también estuvieron presentes otros como Mini Cooper 2000 Final Edition, BMW 503 de 1958 (sólo se fabricaron 413 unidades), BMW M Roadster (ejemplar Z3 M que fue el último en construirse), BMW Serie 3 de 1983 (la primera generación), Alpina Roadster S (296 hp y 267 lb-pie), así como dos motocicletas: R47 de 1927 y una K75S de 1985.

Serie 2 Gran Coupé, la sorpresa

Para darle un toque de primicia al BMW Fest, la marca puso a disposición de los periodistas el que será su más grande lanzamiento del Auto Show de Los Ángeles, el BMW Serie 2 Gran Coupé.

Diseñado para rivalizar contra modelos como el Audi A3 sedan o el Mercedes-Benz CLA, su mayor ventaja será la de mostrar el carácter deportivo que siempre ha caracterizado a la firma de Múnich en un tres volúmenes del segmento de entrada.

La versión más potente contará con el motor cuatro cilindros de 306 caballos de potencia, mismo que de serie hará juego con el diferencial mecánico Torsen de deslizamiento limitado, que mejora la respuesta en el eje delantero. Sin embargo, el sistema que será la sensación del Serie 2 Gran Coupé es ARB (sistema de deslizamiento limitado de la rueda del actuador cercano), presentado ya en el BMW i3s.

El ARB utiliza un controlador de deslizamiento ubicado directamente en la unidad de control del motor en lugar del empleado en la unidad de control para el sistema DSC (control dinámico de estabilidad). Este cambio reduce el tiempo de respuesta y lo hace más eficaz en situaciones críticas, lo que se traduce en mayor control para el conductor. Las versiones y motores se darán a conocer en el lanzamiento a finales de noviembre.

BMW X6 M

El renovado crossover de grandes dimensiones se vale de mejoras dinámicas a partir del retocado motor V8 S63 con doble turbo que gana 33 caballos de potencia y alcanza el máximo par motor en un rango de revoluciones más bajo (1,090 rpm), para de esta forma llegar a 600 hp, mientras que el par motor es de 553 lb–pie. El motor de ocho cilindros TwinTurbo S63 entre las innovaciones para la nueva entrega tiene una refrigeración indirecta y más eficiente de líquido a aire, un colector de escape cruzado para mejorar el flujo de gas fuera de los cilindros y hacia los turbocompresores, inyección directa que funciona a 5.076 psi y el sistema de sincronización variable de válvulas Valvetronic.

El cigüeñal está forjado mientras que el sistema de escape de doble cuerpo ofrece un sonido atractivo que emana del par de tubos de escape de 100 milímetros de diámetro con válvulas controladas eléctricamente. El tono del escape se puede suavizar o aumentar mediante el botón M Sound Control en la consola central. La transmisión M Steptronic es de ocho cambios y puede adaptar el régimen de cambio de acuerdo con el estilo de manejo y el tipo de ruta gracias a que se conecta con el sistema de navegación.

Alpina B7 xDrive Sedan

Desde 1965 este preparador es el único reconocido por BMW para modificar sus modelos. En esta ocasión, Alpina y BMW presentaron la tercera generación del B7, el sedán de lujo y altas prestaciones desarrollado a partir del Serie 7.

Tiene un motor V8 de 4.4 litros potenciado por el sistema TwinTurbo con inyección directa y el sistema de sincronización de válvulas variable Valvetronic y el sistema de sincronización variable del árbol de levas llamado Double-VANOS; la potencia es de 600 caballos de fuerza, mientras que el par se especifica en 590 lb-pie. Entre los detalles técnicos que hacen especial al B7 están el nuevo impulsor de 54 milímetros de diámetro (anteriormente de 50 mm), colocado junto a los turbocompresores.

Además, los intercoolers específicos creados por Alpina cuentan con una interconexión para igualar y reducir las pulsaciones de presión entre los dos bancos de cilindros del V8. Esto, junto con un nuevo software de gestión del motor, permite que el par máximo de 590 lb-pie ahora esté disponible desde 2000 rpm hasta 5,000 rpm. La velocidad máxima del Alpina B7 es de 329 km/h.

[email protected]