La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) aventajó a la Bolsa Institucional de Valores (Biva) en el monto y número de colocaciones de deuda que ambas plazas bursátiles llevaron a cabo en julio.

El séptimo mes del año se caracterizó principalmente porque pocas empresas acudieron por financiamiento al mercado de valores, registrándose solo cuatro emisiones en total.

De éstas cuatro colocaciones realizadas en julio, únicamente una oferta se dio en el mercado de capitales y tres en el de deuda corporativa de largo plazo.

Las empresas que esta vez acudieron a la BMV para financiarse levantaron un monto conjunto por 26,452 millones de pesos, sumando tres colocaciones, según información del propio centro bursátil.

En Biva, que acaba de celebrar en julio su tercer aniversario, solo se registró una emisión de deuda por 1,500 millones de pesos.

Esta estuvo a cargo de Hospitales Mac, una de las empresas que atrajo dicho centro bursátil, el año pasado.

De la actividad vista en julio, destaca la emisión del primer Fibra E emitido en este año, a cargo de Mexico Infrastructure Partners (MIP), un administrador de fondos de infraestructura y energía en México, que obtuvo un total de 22,159 millones de pesos, a través de la Bolsa Mexicana de Valores.

En el mismo centro bursátil se celebraron también las emisiones de deuda de Fibra Monterrey (Fibra MTY), un fideicomiso inmobiliario dedicado específicamente al arrendamiento de propiedades para uso industrial y de oficinas, por 2,293 millones de pesos y de la sofom Cetelem, que ofrece créditos de auto, nómina y de consumo, por 2,000 millones de pesos.

El bajo número de emisiones en el mercado bursátil mexicano fue atribuido, principalmente, al periodo vacacional y al alto dinamismo que se observó en el segundo trimestre del año, opinaron especialistas del área de estrategia de deuda corporativa de Banorte.

En esta ocasión no se vieron emisiones de deuda etiquetada, como sucedió los dos últimos meses.

Mayor promoción

María Ariza, directora general de Biva, comentó hace unas semanas que para que haya mayor dinamismo en materia de colocaciones “es esencial atraer a más inversionistas de corto y largo plazos, con diferentes perfiles de riesgo y de retorno que participen en el mercado para que sea más dinámico. Es importante que esté la demanda para que haya más emisiones y más voluntad de las empresas de llegar al mercado de valores”.

Por su parte, José Oriol Bosch, director general de la BMV, dijo previamente que hay empresas que analizan su salida a Bolsa, luego de la escasez de nuevos listados accionarios.

“Hemos estado hablando con colocadores que están buscando el mejor momento para traer una empresa y creo que nos acercamos a ese momento (...) Tenemos empresas con las que estamos trabajando, tampoco quisiera dar un número, pero cuando sea público un listado lo compartiremos”, sostuvo recientemente.

judith.santiago@eleconomista.mx

kg