El gigante minero BHP informó este lunes que un tribunal brasileño le otorgó una extensión del plazo para negociar con las autoridades las indemnizaciones por el deslave que dejó 19 muertos en 2015.

El desastre, el mayor accidente ambiental en la historia de Brasil en el que murieron 19 personas, fue provocado por la ruptura de un dique que contenía casi 40 millones de metros cúbicos de residuos mineros de la empresa Samarco, propiedad de la brasileña Vale y de la anglo-australiana BHP-Billiton.

Samarco se enfrenta a una demanda de 155,000 millones de reales (unos 47,600 millones de dólares) en compensaciones y gastos de limpieza de la zona afectada.

Las autoridades judiciales brasileñas habían extendido el plazo inicial para el 20 de abril, para permitir a las empresas negociar las demanda civiles.

Ahora, BHP indicó que la nueva fecha límite para un acuerdo quedó fijada para el 25 de junio.

"La 12ª Corte Federal de Brasil aprobó dar 66 días adicionales (...) para continuar con las discusiones para la negociación de un marco para el acuerdo de las Demandas Civiles Públicas relacionadas con la falla de la represa de Samarco", dijo la firma Anglo-australiana en un comunicado.

En febrero cuando BHP anunció sus resultados semestrales para el ejercicio terminado el 31 de diciembre precisó que la empresa tuvo cargos excepcionales de 210 millones de dólares por el accidente.

El tsunami de lodo provocado por el deslave dejó sin agua a miles de personas y recorrió más de 600 kilómetros hasta el Atlántico, devastando a su paso la fauna y la vegetación.

abr