El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y la Unión Nacional de Avicultores (UNA) exhortan a los avicultores del país a mantener las medidas de bioseguridad y control sanitario en sus granjas, ante la presencia de los virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad H5N8 y H5N2, en aves silvestres en los Estados Unidos de América (EUA) y Canadá.

A fin de conservar al país libre de estos subtipos de Influenza Aviar, el órgano desconcentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) exhortó a los productores para que en caso que detecten cualquier sospecha de enfermedad exótica, la reporten de manera inmediata.

Durante el verano del 2012 fueron sacrificadas 22.4 millones de gallinas ponedoras ubicadas en Jalisco y más de 4 millones durante el 2013.

De acuerdo con información de los avicultores, las pérdidas generadas por el brote superaron los 15,000 millones de pesos. Además de ello, perdieron la mayoría de los mercados de exportación, los cuales poco a poco se han restablecido, aunque el grueso de las exportaciones podrá reanudarse una vez que sea erradicado el virus y que los países destino lo verifiquen.

Las acciones de alerta se pusieron en marcha ante la confirmación por parte de los Servicios Veterinarios de EUA, particularmente en los laboratorios del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), del aislamiento viral de los subtipos H5N8 y H5N2 del virus de influenza aviar de alta patogenicidad en aves silvestres en el condado de Whatcom, en el estado de Washington, que pueden estar emparentados con el H5N2 recientemente identificado en Canadá.

Luego del reporte del USDA a la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE, por sus siglas en francés), el SENASICA ordenó a sus coordinadores regionales, fortalecer la vigilancia epidemiológica en aves migratorias de vida silvestre, particularmente en la ruta del Pacífico, y promover entre los avicultores de sus zonas el reporte oportuno de cualquier sospecha que detecten en sus unidades de producción.

A nivel mundial, México ocupa un importante lugar como productor de huevo y pollo de engorda, por lo que resulta necesario proteger la inversión de los avicultores y fortalecer las medidas sanitarias hacia la prevención.

pmartinez@eleconomista.com.mx

mac