Avianca Holdings SA y United Continental Holdings Inc están cerca de alcanzar un acuerdo de empresa conjunta que no involucrará ningún aporte de recursos.

Una transacción cerraría un año de negociaciones entre las compañías para forjar una relación más estrecha. Un acuerdo de empresa conjunta permitiría a las aerolíneas compartir ganancias y coordinar tarifas y horarios, si es aprobado por los entes reguladores.

“Subestimamos los plazos”, dijo José Efromovich en una entrevista en São Paulo la semana pasada. Avianca comparte membresía con United en el grupo global de aerolíneas Star Alliance.

Un gran obstáculo se eliminó en noviembre cuando Avianca y su accionista número dos, Kingsland Holdings, alcanzaron un acuerdo para poner fin a demandas judiciales. Kingsland demandó a la aerolínea, United y los hermanos Efromovich, aduciendo que negociaron en secreto un préstamo de 800 millones de dólares y una asociación estratégica.

SIN EFECTIVO

El pacto ahora en discusión no implica una infusión de efectivo para Avianca, dijo José Efromovich.

“United no está poniendo un centavo en Avianca Holdings. Tampoco Elliott”, agregó. United declinó comentar al respecto. Elliott no respondió a una solicitud de comentarios.

Por otra parte, United duplicó con creces su participación en Azul SA, una aerolínea brasileña, a 8%, de acuerdo con un documento regulatorio presentado la semana pasada.

“Los rivales locales de Azul incluyen a Avianca Brasil, que está tratando de resolver una fusión con Avianca Holdings, sin un cronograma fijo”, dijo Efromovich, quien controla a la empresa brasileña. Hacer ese trato depende de que Avianca Brasil genere ganancias, dijo. Los resultados del 2017 de la compañía están siendo auditados antes de ser enviados pronto al regulador de aviación de Brasil.

OPCIONES DE FINANCIAMIENTO

El año pasado habría sido positivo si no hubiéramos invertido en vuelos internacionales, dijo. En el peor de los casos, nos situamos levemente por debajo del punto de equilibrio.

Si bien Avianca Brasil no tiene planes inmediatos de salir a la Bolsa, la idea no está fuera de discusión. El mercado brasileño de ofertas públicas iniciales finalmente está ganando fuerza, con tres ofertas sólo la semana pasada.

“Nos contactan todo el tiempo sobre una posible salida a Bolsa o venta de bonos”, dijo Efromovich. “Estamos a la espera por ahora”.

Fue a finales de noviembre del 2017 cuando Avianca Holdings anunció que luego de conseguir un acuerdo con Kingsland Holdings, la segunda compañía retiraría las demandas que había interpuesto ante la aerolínea en Estados Unidos.

Avianca Holdings ha estado buscando un socio internacional que ayude a fijar su balance y a soportar su crecimiento.

La aerolínea, cuya base está en Bogotá y que cotiza en Bolsa, es controlada por los hermanos Germán y José Efromovich, quienes también son dueños de la aerolínea Avianca Brasil.

El grupo Synergy, que controla a Avianca, ha concretado varias operaciones: se fusionó con Avianca Brasil (Ocean Air); dejó de volar a Venezuela; se asoció por mitades con los mexicanos de Price Res para crear Avianca Tours, empresa dedicada a la comercialización de servicios de agencia de viajes por Internet. (Con información de agencias)