Luego de presentar su propuesta de reorganización al tribunal de bancarrotas de Nueva York, Avianca Holdings estaría por iniciar un nuevo camino en materia financiera.

Ayer la aerolínea colombiana consiguió la aprobación judicial de la autoridad norteamericana para enviar su plan a la votación de los acreedores y que estos puedan decidir si apoyarán la reestructuración de la deuda.

Este es un paso muy importante para la compañía porque le permite reorganizar su estructura de capital, el compromiso con terceros y mejorar las necesidades de financiamiento que tiene”, comentó Germán Cristancho, gerente de Investigaciones Económicas en Davivienda Corredores.

Con la decisión, los acreedores canjearían 934.7 millones de dólares en deuda por 72% de la compañía, lo que, para los expertos, le brindaría una mayor flexibilidad financiera. Sin embargo, hay un elemento importante en el futuro de Avianca Holdings y es que, si bien este proceso le permitirá seguir en operación, la decisión implica un cambio para sus accionistas actuales.

¿Avianca como marca va a desaparecer? No, la compañía va a seguir operando, pero los accionistas del futuro no van a ser los mismos porque los de hoy los diluyen muchísimo”, precisó Cristancho.

Al finalizar el juicio, la aerolínea explicó en un comunicado que una vez los acreedores aprueben el plan y sujeto a confirmación del tribunal, “los accionistas de la compañía no recibirán ninguna distribución”. Y recalcó que el valor de las acciones en circulación sería reducido a cero, debido a la disminución del patrimonio.

“Los que están como inversionistas apostándole a la compra tienen un gran riesgo de dilución en el tiempo. Lo que pretende la compañía es evitar la insolvencia para continuar operando y estructurando acuerdos DIP, que lo que le están entregando es una especie de posición de nivel elevado sobre los embargos de los activos que la compañía tenía y por delante de los prestamistas anteriores”, explicó Oscar Manco, head of markets research en Trust Investment.

Además de responder a los acreedores, la propuesta que presentó la aerolínea expresa su intención de eliminar unos 3,000 millones de dólares en deuda, lo que le permitiría mejorar el panorama tras la pandemia.

En su momento, Adrián Neuhauser, CEO de Avianca Holdings señaló al diario colombiano La República que el plan busca una compañía más grande de la que ya existía en 2019.

Queremos que el crecimiento o la recuperación hacia el futuro se dé, no por conteo de aviones, sino por utilizar los activos que tenemos de mejor manera”, indicó Neuhauser.

Ahora, y con el anuncio del juez de quiebras de Estados Unidos, Martin Glenn, la compañía volverá a los tribunales norteamericanos el 26 de octubre a las 10:00 am para conocer si se aprueba su propuesta.

Avianca Holdings destacó que de ser aprobada, espera salir de la bancarrota antes del 31 de octubre, pagar cerca de 1,400 millones de dólares en préstamos de quiebra y conseguir 1,000 millones en liquidez.

 erp