Avianca confirmó a través de un comunicado que si bien la financiación bajo la figura de deudor en posesión del Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos estimada en aproximadamente 2,000 millones de dólares fue estructurada para permitir la posible participación futura de uno o más gobiernos, el préstamo no dependerá de la participación del Gobierno colombiano u otro país.

Asimismo, la aerolínea también reveló que ya fue desembolsado el monto inicial del préstamo. Avianca expresó que cuenta con “una gran cantidad de inversionistas institucionales externos y prestamistas”, para respaldar su financiación DIP (deudor en posesión). La aerolínea esperaba un crédito de 370 millones de dólares del Gobierno de Colombia que fue suspendido por un fallo judicial, aunque la empresa de aviación interpuso inicialmente un recurso de apelación para conseguir el desembolso de los recursos.

El anuncio del Gobierno colombiano de ofrecer el préstamo a la aerolínea provocó fuertes críticas de sectores políticos de oposición y de los sindicatos. La empresa garantizó tener flexibilidad financiera para afrontar las dificultades de la crisis económica, continuar con sus operaciones y avanzar en su plan de reorganización, sin la participación del Gobierno Nacional en su financiación. “Avianca agradece los esfuerzos del Gobierno colombiano para ayudar al sector turístico del país, que fue afectado significativamente por la pandemia del Covid-19, y mantiene su compromiso de continuar trabajando conjuntamente para ayudar en la recuperación económica en curso”, expresó la aerolínea.

Finalmente, Avianca enfatizó en que sigue trabajando por cumplir con las necesidades de sus clientes.