Avianca Brasil, la cuarta mayor aerolínea de dicho país, cuyos activos deben ser subastados el 7 de mayo como parte del proceso de recuperación judicial, amplió la lista de vuelos cancelados a más de 300, en pleno feriado prolongado de la Semana Santa, según informó Valor Económico.

Los vuelos, cuya programación estaba entre el 15 y el 20 de abril, se cancelaron por una orden de la Agencia Nacional de Aviación Civil de Brasil, que canceló la matrícula de 10 aeronaves alquiladas por la compañía.

Según versiones de la prensa de ese país, son en promedio 50 vuelos diarios los que se cancelan, lo que podría aumentar el caos del transporte aéreo en este festivo.

La medida de la autoridad regulatoria procede de una decisión judicial que “determinó la reintegración de posesión de las aeronaves a la empresa de leasing (arrendamiento o alquiler), dueña de los aparatos”, explicaron.

Un tribunal brasileño concedió a la empresa irlandesa Constitution Aircraft Leasing la autorización para recuperar dichas unidades por falta de pago por el arrendamiento. Otras compañías de arrendamiento financiero en tribunales brasileños también alegan la falta de pago por sus aeronaves, y por lo tanto quieren recuperarlas.

“En diciembre del 2018 Avianca Brasil se acogió a la ley de quiebras para reestructurar su endeudamiento y garantizar la continuidad de sus operaciones. Con base en Sao Paulo, la firma forma parte de Synergy Group, accionista mayoritario de Avianca de Colombia. La aerolínea acumula adeudas por 260 millones de dólares, que condujeron a denuncias en los tribunales”, explicó la compañía en un comunicado de prensa.

La empresa precisó que el pasado 5 de abril del 2019 la asamblea de acreedores aprobó el plan de recuperación judicial en una reunión que duró más de siete horas. “Tal programa prevé la división de la empresa a través de la creación de siete unidades productivas independientes (UPI), que serán llevadas a subasta. Seis UPI contendrán partes de los derechos de aterrizajes y despegues de Avianca en los aeropuertos Congonhas, Guarulhos (en Sao Paulo) y Santos Dumont (Río de Janeiro), y una englobará el esquema de fidelidad de la empresa”, indicaron. Una de las empresas interesadas en comprar activos es la filial brasileña de Latam Airlines, pues acordó presentar una oferta por un monto mínimo de 70 millones de dólares. La aerolínea chileno-brasileña expresó a inicios de este mes que fue contactada por los acreedores de Avianca para participar de una propuesta de reestructuración y lanzar una oferta en una próxima subasta por al menos una UPI de activos de Avianca.

En marzo, la también brasileña Azul firmó un acuerdo de intención por 105 millones de dólares para adquirir activos de Avianca Brasil.

Cabe recordar que Avianca Brasil anunció en marzo que cerraría la operación de 21 rutas a partir de abril, lo cual representa que abandonaría 40% de sus 53 trayectos en el país.

Además del cierre de las rutas, la empresa aplicará esa medida a tres bases operativas en los aeropuertos de Galeão (Río de Janeiro), Petrolina (estado de Pernambuco) y Belém (Pará).

En febrero, Avianca anunció el cierre de vuelos que parten del aeropuerto de Guarulhos con destino a Santiago (Chile), Miami y Nueva York (Estados Unidos). Sumando estas tres rutas, son 24 cerradas en total.