Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) informó en la conferencia matutina del presidente, Andrés Manuel López Obrador que el robo de combustibles en volumen se redujo en 86% durante los últimos cuatro meses, ya que en noviembre la desviación por robo llegó a su récord de 81,000 barriles por día robados por el crimen organizado, volumen que del 21 de diciembre al 21 de abril, tras la implementación de la estrategia de combate al robo, bajó a 11,200 barriles diarios.

Además, mientras que entre el 21 y el 31 de diciembre se transportaron 535,000 barriles de combustibles en los ductos de Pemex con una desviación por robo de 23,000 barriles, es decir, el 4.2% del producto transportado, éste disminuyó a una desviación de 2,000 barriles de 806,000 transportados el 21 de abril, es decir, el 0.2% del total transportado.

Con ello se ha incrementado el volumen de barriles transportados de 718,700 barriles diarios en promedio entre el 1 de enero y el 31 de marzo a 899,600 barriles diarios, un incremento de 25%, en los primeros 21 días de abril. En la comparación de estos periodos, el robo bajó de 1.6% del transporte (ya que en los primeros tres meses del año la desviación fue de 11,500 barriles diarios) a 0.4% del transporte, con una desviación de 4,100 barriles por día en los primeros 21 días de abril.

“Seguimos teniendo el mismo tipo de tomas clandestinas pero se disminuyó el robo”, dijo el titular de Pemex, ya que, por ejemplo, en dos de los ductos más importantes del país aumentaron o se mantuvieron las tomas clandestinas, como en Tuxpan-Azcapotzalco, que se siguen reportando tres perforaciones diarias, o en Tuxpan-Tula, donde se duplicó de dos a cuatro el número de ilícitos diarios reportados.

Como parte de la estrategia de combate al robo, Romero Oropeza explicó que se han realizado actividades de tendido de concreto alrededor de ductos como Tuxpan-Tula y Tuxpan-Azcapotzalco, en una longitud de 30,000 kilómetros en los que las actividades de tapado, instalación, excavación y geoposicionamiento llevan un avance de 63% de la meta programada.

“Desde que iniciamos esto, no ha habido una sola perforación en la zona protegida”, explicó.

Respeto al abasto, el director general de Pemex aseguró que prácticamente ya no hay demanda sin atender en el país, ya que el 1 de febrero había 13 millones de litros como demanda sin atender, volumen que disminuyó a 0.2 millones de litros al 22 de abril. Así mismo, de 736 estaciones que aunque solicitaron abasto no tenían producto entre el 21 y el 28 de febrero, al 22 de abril la cifra se redujo a tres establecimientos.

[email protected]