La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles tiene un avance físico de 3.2%, luego de 95 días de que iniciaron los trabajos, y se ha requerido una inversión de 1,585 millones de pesos, que representa 1.7% de su costo total: 95,260. 4 millones de pesos.

Con 5,655 empleados civiles y poco más de 500 militares se han logrado mayores avances en el estacionamiento (6.75%) y en reubicación de la unidad habitacional militar (6.4 por ciento). En la torre de control se ha logrado 4.2%, en la terminal de combustible, 3.2%, y en el edificio terminal, 1.6 por ciento.

También destacó las obras de instalación de las cisternas de almacenamiento de agua potable que serán conectadas a un acueducto que también se construirá.

Los datos que ha compartido la Sedena en las conferencias del presidente López Obrador son arrojados por el modelado de información para la construcción (MIC) que permite tener un estricto control de los avances, costos o calidad materiales, por ejemplo. Dicho sistema, conocido internacionalmente como building information modeling (BIM), también fue utilizado en la construcción del cancelado aeropuerto de Texcoco, que se había convertido en la primera obra pública en México en utilizarlo.

De acuerdo con la secretaría, al utilizar las últimas herramientas de diseño y tecnología en la construcción se evitan dispendios y gastos innecesarios (hasta 10 por ciento). En el caso del MIC, se trata de una plataforma de trabajo colaborativo entre las diferentes disciplinas involucradas que permite tener el mismo detalle de la colocación de una columna que de la última instalación de servicio o acabado.

[email protected]