Los auxiliares de vuelo de la mayor línea aérea alemana, Lufthansa, iniciaron hoy su primera huelga en la historia de ese consorcio, al tiempo que en el aeropuerto de Frankfurt se cancelaron más de 60 vuelos.

El Sindicato alemán de Auxiliares de Vuelo (Ufo) anunció que la huelga de este viernes, que comenzó a las 5:00 hora local (03:00 GMT) y que se prolongará hasta las 13:00 horas (11:00 GMT), se limita al aeropuerto en Frankfurt, el mayor de Alemania.

Las cancelaciones de vuelos se refieren en su mayoría a destinos en Alemania o en Europa, y entre otros se cancelaron aviones hacia Roma, Berlín, Hamburgo, Zürich y Londres, al tiempo que el consorcio indicó que en el caso de trayectos intercontinentales se prevén pocos contratiempos.

En los mostradores de Lufthansa en el aeropuerto de Frankfurt se formaron largas filas, si bien hasta ahora no se observó un ambiente de caos, lo que entre otros se debe a que la protesta de los auxiliares de vuelo estaba prevista.

Portavoces de Lufthansa indicaron que una gran parte de los 360 vuelos que operan en Frankfurt deberá ser cancelada, mientras que los efectos del paro de actividades de las azafatas se podría resentir varios días.

El sindicato Ufo, que representa a 18,000 auxiliares de vuelo, hizo el martes el llamado a huelga en Lufthansa luego de que una vez más fracasaron las negociaciones entre sindicalistas y patronal, tras más de un año de conversaciones.

Los auxiliares de vuelo exigen un incremento salarial de un 5%, luego de tres años de sueldos congelados, y asimismo se oponen a que Lufthansa contrate personal de empresas externas dispuesto a recibir menores prestaciones y sueldos más bajos.

Lufthansa ha argumentado, por su parte, la necesidad de ahorro de costes de personal, y ha reiterado la importancia de un amplio plan de ahorro para mantener su competitividad ante la fuerte concurrencia procedente de vuelos baratos y líneas aéreas de Cercano Oriente.

El presidente de Ufo, Nicoley Baublies, se manifestó satisfecho con los efectos del paro de actividades de los auxiliares de vuelo en Frankfurt, y exigió a Lufthansa presentar una oferta más adecuada a sus peticiones.

Los sindicalistas se muestran dispuestos a continuar sus protestas, que por ahora tienen lugar por un tiempo limitado y en un aeropuerto determinado, y anunciaron que no obstante en caso de no obtener resultados, abandonarán sus puestos a nivel nacional y por un plazo indefinido.

El consorcio aéreo alemán hizo un llamado a los pasajeros a informarse en Internet acerca de eventuales cambios en sus vuelos, al tiempo que en algunos casos se ofrecieron alternativas vía ferroviaria o en aviones de otras aerolíneas de la firma Lufthansa.

RDS