Los reguladores federales aprobaron la adquisición por parte de Google del servicio de avisos móviles AdMob por 750 millones de dólares, pese a los temores de que el acuerdo le permita extender su posición dominante en internet a los artefactos inalámbricos.

La Comisión Federal de Comercio dijo que sus preocupaciones antimonopólicas fueron contrarrestadas con el ingreso de Apple al mercado de publicidad móvil, que genera 600 millones de dólares en Estados Unidos.

Apple adquirió en enero otra firma líder de avisos móviles en la red, Quattro Wireless, por una suma no especificada, después de intentar comprar AdMob y de ser superada por Google en noviembre.

La aprobación abre el camino para que Google extienda al ámbito inalámbrico su dominio del marketing por internet.

Tras la noticia, Google dijo que completará el acuerdo con AdMob en las próximas semanas.

Google cree que la publicidad en dispositivos móviles llegará a ser tan lucrativa como la que aparece en las pantallas de las computadoras. La firma considera a AdMob como una pieza clave en su estrategia para obtener más ganancias de las personas en tránsito.

AdMob, lanzada hace cuatro años por Omar Hamoui cuando era estudiante avanzado de la escuela Wharton de negocios de la Universidad de Pensilvania, opera una red que transmite publicidad personalizada a sitios de internet y aplicaciones para teléfonos inteligentes.

La compañía tiene su sede en San Mateo, California, y cuenta con el respaldo de varios fondos de inversión.

RDS