Un sostenido aumento en los contagios de coronavirus en las últimas semanas en Chile mantiene en alerta al gobierno debido al descenso en la percepción de riesgo entre la población en medio de la masiva y rápida campaña de vacunación, dijeron el jueves autoridades sanitarias.

Entre las causas del nuevo avance las autoridades señalaron el relajamiento de las restricciones, que ha permitido una mayor movilidad y el incumplimiento de normas básicas de cuidado como el uso de cubrebocas, lavado de manos, entre otros.

"Estamos preocupados por la situación, obviamente", dijo el ministro de Salud, Enrique Paris.

Por su parte, la subsecretaria Paula Daza dijo que agentes encargados de vigilar el cumplimiento de las normas sanitarias les han advertido que "se ha perdido la percepción de riesgo en nuestro país, que estamos mejor pero que las personas no están respetando las medidas sanitarias".

Paris detalló que la Región Metropolitana de Santiago es la que registra actualmente la mayor incidencia, con 76 casos por cada 100,000 habitantes. Le siguen las norteñas y mineras Antofagasta y Tarapacá.

Por otra parte, el funcionario destacó que en el país existen más de un millón de personas rezagadas que no han acudido a recibir la tercera dosis, o de refuerzo, que lanzó el gobierno para garantizar un buen nivel de anticuerpos.

Para promover su rápida campaña de vacunación, el gobierno instauró un "pase de movilidad" para las personas mayores de 12 años que permite mayores libertades para diversas actividades.

Chile ha vacunado a 13.6 de sus 19 millones de habitantes, mientras que más de 5.5 millones ya han recibido el refuerzo.

Por otra parte, Paris señaló que del total de pacientes hospitalizados en Unidades de Cuidado Intensivo, un 24% corresponde a pacientes con Covid-19.