Las inversiones del sector automotriz siguen llegando a México y la apertura de fábricas de autopartes también continúa, afirmó Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA); no obstante, demandó al equipo negociador mexicano liderado por Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, cerrar un TLCAN 2.0 antes de noviembre, para evitar desventaja con un nuevo gobierno al frente.

El representante de las 1,300 empresas fabricantes de partes y componentes de vehículos en México sostuvo que el clima de incertidumbre por el futuro que tendrá el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se mantiene y urge cerrar ese capítulo, porque existen muchos proyectos de inversión que se encuentran a la expectativa.

“El gran ideal es que podamos terminar las condiciones del TLCAN 2.0 antes del nuevo gobierno, porque la experiencia viene del grupo negociador actual, pues el transitar sin una resolución (de acuerdo comercial) a un nuevo grupo negociador va a ser complicado y México podría tener una desventaja. Debemos aprovechar estos últimos meses que tenemos para poder cerrar, para la conveniencia de México y de la industria”, estableció en entrevista en el marco de la INA PAACE Automechanika 2018.

Albín se reunió en privado con el titular de Economía para solicitar celeridad a las negociaciones del acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá, pues no se tiene ningún reporte desde mayo pasado, cuando se reunieron por última ocasión los equipos negociadores de los tres países. “Esperamos que a final de mes se restablezcan las negociaciones en Washington y a partir de ahí tengamos unas semanas intensas para terminar lo antes posible. El trabajo de (Ildefonso) Guajardo es obligarnos a EU, México y Canadá a sentarnos en la mesa de negociación en un par de semanas”, expresó .

Negocio en operación

Las inversiones siguen llegando de Japón, de Estados Unidos y Alemania. Son nuestros grandes tecnólogos de autopartes. Pero Japón, con la continuidad de la instalación de fábrica de Toyota en Guanajuato (que será inaugurada a finales del 2019) está generando la llegada de más empresas japonesas, aseguró Óscar Albín.

La INA prevé nuevas inversiones por un monto de 4,000 millones de dólares durante el 2018. Aunque es menor la cifra con respecto al 2017, cuando fue de 6,000 millones de dólares.

lgonzalez@eleconomista.com.mx