Jaguar Land Rover y Chery Automobile Co están buscando la aprobación de los reguladores para crear una empresa automotriz por 17,500 millones de yuanes (2,780 millones de dólares) en el este de China, dijeron a Reuters el lunes dos fuentes con conocimiento directo del acuerdo.

El negocio es el más reciente esfuerzo de Jaguar Land Rover por aumentar su atractivo en el mayor mercado automotor del mundo, donde sedans de lujo y SUV siguen siendo muy demandados, aun cuando el mercado de vehículos en general se está enfriando.

Una de las fuentes dijo que la sociedad JLR-Chery, que estará cerca de Shanghái, en la ciudad de Changshu, inicialmente ensamblara Vehículos Deportivos Utilitarios (SUV) Land Rover y que en una segunda fase se armarían Jaguar.

"En esta etapa, el plan sigue estando sujeto a la aprobación de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma. El monto de la inversión podría ajustarse como consecuencia", dijo una segunda fuente.

Ambas fuentes prefirieron no ser identificadas a causa de la naturaleza sensible de los procedimientos.

JLR, controlada por la automotriz india Tata Motors Ltd , había explorado previamente negocios conjuntos con otros socios chinos, entre ellos Great Wall Motor Co Ltd, pero logró pocos avances.

Un portavoz de Tata Motor no quiso hablar sobre el acuerdo con Chery, pero su presidente financiero, C.R. Ramakrishnan, había dicho recientemente que JLR ya había escogido un socio chino.

De ser aprobado, el negocio con Chery le dará a JLR una base de producción local en China, donde fabricantes de autos de lujo como BMW, Mercedes-Benz y Audi ya han logrado ganancias, gracias al creciente número de ciudadanos chinos acaudalados.

RDS