Cerca de 65% de los empleadores en México afirma que la automatización incrementa la productividad y el desempeño humano, 10% que evita y reduce riesgos y 26% opina que disminuye costos, además de crear nuevos empleos, lo que implicará un reto en cuanto a habilidades de los trabajadores, de acuerdo con Willis Towers Watson.

En un comunicado, la firma de asesoría, corretaje y soluciones señaló que según la Encuesta Global sobre el Futuro del Trabajo, realizado por empresas de servicios financieros, fabricación, tecnologías de la información y telecomunicaciones, servicios generales, entre otros, hoy 55% del trabajo en una compañía es realizado 100% por los empleados.

Sin embargo, advirtió que se prevé que en los próximos tres años el porcentaje disminuya a 34%, y a medida que se desagregan puestos de trabajo en tareas y se automaticen algunas de ellas, se requerirán nuevos tipos de habilidades para su desempeño.

Hoy, indicó, las organizaciones requieren de enfoques innovadores en áreas críticas de talento y compensaciones, así como en el desarrollo del liderazgo para afrontar desafíos de la automatización, que dará como resultado nuevas combinaciones de trabajo, talento, habilidades requeridas y relaciones laborales

Por ejemplo, explicó, empleados de tiempo completo, empleados de medio tiempo, trabajadores eventuales, entre otros.

Respecto al liderazgo, expuso que para los próximos tres años, casi dos tercios de los empleadores prevén un cambio en las actividades de los líderes y gerentes; 73% de los líderes comunicará el cambio con respecto a las nuevas combinaciones de trabajo humano y automatizado.

En tanto, 68% de los gerentes enseñará a los trabajadores cómo la automatización produce cambios en el trabajo y 67% de ellos pensará de modo diferente respecto a los requisitos para los sucesores y la gestión de la sucesión.

En América Latina, 65% de las empresas encuestadas afirmó que el impacto de la automatización es que se requiere pagar más a los empleados con cierto conjunto de habilidades. Se espera que esta modalidad cambie la flexibilidad laboral y el modo y lugar en que se lleva a cabo el trabajo, refirió.

Añadió que ello puede significar beneficios si se dejan atrás los mitos, y las organizaciones podrán comprender mejor la cantidad de nuevas opciones que tienen para llevar a cabo su trabajo e identificar las combinaciones óptimas de talento humano y automatización.