En lo que va del año, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha informado de 20 tomas clandestinas de combustibles en la red nacional de ductos encontradas gracias a incidentes que han puesto en peligro la vida de los pobladores cercanos.

Las de mayor peligrosidad han sido la encontradas en el ducto de Mazatlán, Sinaloa, donde existía una fuga de combustóleo; en Rosarito, que arrojaba diesel, y en Mexicalli, donde además había un autotanque abandonado con el logotipo de Pemex Diesel y capacidad para 19,000 litros de combustibles.

En el informe del primer trimestre del año que el Consejo directivo de Pemex entregó a la Cámara de diputados se detalla que hubo un incremento de 39% en el robo de combustibles en relación con el mismo periodo del año pasado.

Durante los primeros tres meses de 2011 se han robado 691,348 barriles de distintos compuestos, en comparación con los 498,107 reportados en el primer trimestre de 2010, aseguró el director general de la paraestatal, Juan José Suárez Coppel ante los legisladores, quien también refirió que se han llevado a cabo inspecciones en poco más de 500 kilómetros de ductos en la red compuesta por más de 65,000 kilómetros.

El total de tomas clandestinas detectadas por las Secretarías de la Defensa y Marina Nacional, la PGR, la Policía Federal y el Cisen ascendieron en el primer trimestre a 248 y son por lo menos 100 más que las encontradas en el mismo periodo del 2010.

Y CONTANDO

Solamente en junio se han detectado ya tres tomas y un depósito clandestino de combustibles, según publicaciones de la paraestatal.

En Tecate, Baja California, personal de la guarnición militar encontró un niple soldado a un tubo del poliducto Rosarito-Mexicali, junto con una válvula de cierre rápido, la cual tuvo que ser reemplazada por soldadura envolvente para evitar la propagación de gases.

A ésta se suman la del poliducto Topolobampo-Guamúchil-Culiacán, que tenía también globos de cierre rápido y la hallada en el ducto de 30 pulgadas Nuevo Teapa - Poza Rica, en Alvarado, Veracruz, ambas, con peligro de fugas.

Así mismo, fue hallado un depósito ilícito de gasolinas en las inmediaciones del poblado El Potrero de Los Sánchez, municipio de Mocorito, Sinaloa, donde se recuperaron 8,500 litros de combustibles.

Cabe resaltar que tan sólo en la segunda semana de enero se hallaron tres tomas más en Culiacán, dos en Reynosa, una más en Montemorelos, en el tramo que va de Madero a Cadereyta en Nuevo León, dos de gasolina cerca de Gómez Palacio, Durango y cuatro más en Cárdenas, Tabasco; Castaños, Coahuila; Reynosa, Tamaulipas, y Culiacán, Sinaloa, cuyo hallazgo se debió a reportes de fugas.

[email protected]

apr