Durante el primer trimestre del año, la creación de empleos formales en México retrocedió 9.3%, a 270,873 plazas, producto del efecto estacional inducido por la Semana Santa, que redujo el número de días laborables del pasado mes de marzo, reportó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El instituto afirmó que durante el mes pasado el número de plazas nuevas cayó 43.5%, a 59,412 registros, es decir, 43,724 menos que las reportadas en marzo del 2015.

Esta situación es estacional y relacionada con el hecho de que la Semana Santa en el 2016 ocurrió en marzo y no en abril, como en el 2015 , explicó el IMSS.

Del total de empleos que se reportaron en el mes de marzo, 70% fueron de carácter permanente, mientras que 30% restante se trató de un empleo eventual.

El secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, informó que el gobierno federal impulsará el relanzamiento del programa de formalización del empleo, lo que permitirá que haya mayor dinamismo en el mercado de trabajo formal.

Según el IMSS, al corregir el efecto estacional de la Semana Santa, la creación de empleo del mes de marzo es el mejor incremento reportado en marzo con Semana Santa desde que se tenga registro, y es 36,613 superior al promedio de los marzos coincidentes con la Semana Santa desde el 2005 (22,799) .

El crecimiento en los últimos 12 meses es de 616,708 puestos, equivalente a una tasa anual de 3.5%, en el registro de trabajadores asegurados en el IMSS. En el año previo, el aumento fue de 4.3%; en el 2014, el reporte de empleo fue de 2.9 por ciento.

El aumento anual en el empleo fue impulsado por la industria de la transformación, con un crecimiento ponderado de 1.0%, y servicios para empresas, con 0.9 por ciento. Los sectores con el mayor aumento porcentual fueron el agropecuario, con 8.3%, y transportes y comunicaciones, con 5.8% , reporta el IMSS. Los estados con incremento anual mayor a 6% fueron Quintana Roo, Querétaro, Aguascalientes y Sinaloa.

pmartinez@eleconomista.com.mx