Ningún otro asunto en el Foro Económico Mundial (WEF) sobre América Latina logró mayor consenso que el hecho de que Asia es y seguirá siendo la gran oportunidad para impulsar el crecimiento de los países del subcontinente.

Éste es el mejor momento para progresar entre las dos regiones, porque ambas tienen un crecimiento muy sólido y hay una creciente clase media con mayor poder adquisitivo , expresó Dino Patti, embajador de Indonesia en Estados Unidos.

En la víspera, el Fondo Monetario Internacional estimó que América Latina y Asia serán las regiones que más crecerán en el 2011 y 2012, con tasas de 4.5 y 3.7%, para el primer caso, y de 7.8 y 7.3%, para el segundo.

Habrá enormes oportunidades para cambiar estas relaciones entre América Latina y China; en particular, porque China está atravesando un cambio profundo , dijo Alicia Bárcena, titular de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

Asia se ha convertido en el segundo socio de Latinoamérica y representa 21% de su comercio, ubicándose aún por abajo de Estados Unidos, con 34%, y por delante ya de Europa, con 13 por ciento.

En los últimos cinco años, las exportaciones de México a Asia se incrementaron a una tasa anual de 20.3%, la más alta entre todas las regiones del mundo.

No tengo la menor duda de que Asia se convertirá en el socio comercial más importante para la región Latinoamericana , dijo Bruno Ferrari, secretario de Economía.

VENTAS DINÁMICAS

En el 2011, las ventas de varios exportadores latinoamericanos mostraron crecimientos a doble dígito en sus envíos a China: las de Brasil aumentaron 44.1%, las de México crecieron 42.2% y las de Perú ascendieron 28.3%, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio.

Con todo, el embajador Patti dijo que una diferencia es que las naciones en Asia son mucho menos ideológicas y menos dogmáticas que las de Latinoamérica, una región que gasta cuatro veces menos en investigación y desarrollo que aquel continente.

Mientras los países de América Latina invierten únicamente hasta 1% de su Producto Interno Bruto en investigación y desarrollo, los asiáticos han hecho de este punto un asunto estratégico, gastando más: Japón, 4%; Singapur, 3%; China, 2.5%, y Corea del Sur, 3 por ciento.

Según Patti, otra clave está en el entendimiento mutuo, en lo que han avanzado Brasil y China, por ejemplo, y en pensar en los otros países asiáticos, que tienen también un gran potencial.

[email protected]