Ante la eventual emisión de la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones y la definición de resoluciones clave en el sector por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), las declaraciones y procedimientos entre los grandes grupos han tomado fuerza.

Televisa y Grupo Salinas aseguraron que Telmex y Dish sostienen una concentración indebida que afecta a la competencia.

El martes pasado se dieron a conocer unos documentos en lo que se habla de que Telmex analizaba una opción de compra para adquirir una participación accionaria en Dish México.

Al respecto, Dish dijo que la posible inversión conjunta de Telmex depende del cumplimiento de condiciones suspensivas, es decir, que no podría suceder ni verificarse sino hasta en tanto la autoridad competente, en este caso el Ifetel, autorizara dicha inversión conforme a los procedimientos que establece la ley.

Por su parte, Telmex, a través de un comunicado, aseguró que no participa ni directa ni indirectamente en el capital de Dish México; dijo que podría participar directamente en una inversión conjunta con Dish, pero ésta se dará en caso de que sea aprobada por las autoridades correspondientes.

PIDEN INTERVENCIÓN DEL IFETEL

Ante dicha situación, Grupo Salinas ayer solicitó al Ifetel que investigue la presunta concentración indebida que existe entre Telmex y Dish México, y de comprobarse se obligue a la disolución de ésta y proceda a la sanción que amerite.

Eduardo Ruiz Vega, director de cumplimiento regulatorio de Grupo Salinas, dijo que es necesario que el Ifetel haga visitas de verificación, investigue y transparente la relación que hay entre Telmex y Dish.

De acuerdo con el documento que presentó Ruiz Vega al Ifetel, Telmex y Dish tienen el control de diversos activos productivos y explotan de manera conjunta la concesión de televisión de paga.

De modo que, según Grupo Salinas, Telmex mantiene la propiedad y el control de Dish, por lo que la empresa de tv de paga forma parte de Grupo Carso.

Esto ocasiona que se beneficie directa o indirectamente de la regla de gratuidad de la retransmisión de señales de televisión.

Grupo Salinas pidió al regulador requerir los informes y documentación necesaria, citar a declarar a las personas físicas relacionadas con los hechos, que ordene y practique visitas de verificación, que realice el aseguramiento de computadoras, servidores de correo electrónico y de almacenaje de información.

TELEVISA SE SUMA

Por su parte, Grupo Televisa dijo que también solicitará al Ifetel, en ejercicio de las facultades que le otorgó la reforma constitucional en la materia, investigue a fondo esta simulación que, en la práctica, constituye una concentración ilegal y dañina para una auténtica competencia, y contraria al bienestar de los usuarios de telecomunicaciones.

Televisa dio cuenta que en el 2011 Cablevisión, filial del Grupo, denunció ante la extinta Comisión Federal de Competencia (Cofeco) diversas irregularidades en la alianza entre Telmex y MVS- Dish. Estas empresas argumentaron entonces que Telmex sólo llevaba a cabo la facturación y cobranza .

cjescalona@eleconomista.com.mx