Un grupo de 14 países, liderados por Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y que incluye a México, presentó una declaración conjunta en la que muestra su preocupación sobre las restricciones a las importaciones que ha impuesto Argentina, amagando con demandarla y tomar represalias.

Éste puede ser el primer paso para demandarla , dijo Bruno Ferrari, secretario de Economía, en referencia a que cualquiera de los firmantes, individual o colectivamente, sopesa el inicio de un panel de resolución de controversias ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La declaración estuvo además patrocinada por Australia, Corea, Israel, Nueva Zelanda, Noruega, Panamá, Suiza, Tailandia, Taipéi, China y Turquía.

Expresamos en forma conjunta nuestra continua y profunda preocupación ante la naturaleza y la aplicación de medidas restrictivas al comercio tomadas por Argentina, las cuales están afectando negativamente importaciones de Argentina desde un creciente número de miembros de la OMC , indicó el documento.

Aunque 14 fueron los países patrocinadores, a ellos se sumaron indirectamente otras naciones; entre ellas, China, Malasia, Singapur, Chile y Colombia como copatrocinadores, lo que implica que 40 miembros de la OMC realizaron señalamientos sobre las prácticas comerciales de Argentina.

Ferrari afirmó que la posición de México se tomó luego de que Argentina declarara, a través de la prensa y no por medios diplomáticos, su interés de renegociar el Acuerdo de Complementación Económica No. 55 (ACE 55), que elimina los aranceles en el comercio bilateral de autos y ciertas autopartes.

Ésa fue la gota que derramó el vaso , añadió Ferrari, en un contexto en que se ponderó que Argentina ha incrementado desde el 2008 medidas que obstaculizan el comercio y que, en particular para México, han afectado las exportaciones de autos, autopartes, textiles, calzado y juguetes, entre otros.

Argentina adoptó una política para equilibrar el comercio, que obliga a compañías importadoras a acordar exportaciones por montos similares a los de sus compras en el exterior, dólar por dólar , o producir en el país, argumentó Michael Punke, embajador de Estados Unidos ante la OMC, en el comunicado.

Muchas compañías han reportado que reciben llamadas telefónicas de funcionarios del gobierno argentino en las que ellos son informados que deben acordar compromisos de equilibrar el comercio antes de recibir autorización para importar mercancías , dijo Punke.

Los miembros firmantes solicitaron que Argentina elimine o modifique estas medidas restrictivas sobre sus importaciones o, en su defecto, informe sobre la conformidad de las mismas con los acuerdos de la OMC.

[email protected]