La industria automotriz se ha colocado como uno de los principales motores de la economía mexicana durante este año; sin embargo, el menor dinamismo en la producción y exportación de unidades en los últimos meses podría complicar el panorama para incumplir su meta de fabricar 3.5 millones de vehículos.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) reportó que al cierre del 2014 se produjeron 3 millones 219,786 vehículos ligeros y declaró que la proyección era alcanzar las 3.5 millones de unidades ensambladas para este año.

Hasta noviembre pasado, el sector automotriz acumuló 3 millones 176,135 vehículos producidos, que reflejan un crecimiento de 5.5% comparado con el mismo periodo del año previo, y considerando que diciembre tradicionalmente reporta un menor dinamismo con respecto a los meses previos, la meta se aleja.

Entre los factores que alterarían el pronóstico del sector se encuentra: el escándalo de Volkswagen por el falseo en sus dispositivos de emisión de contaminantes que ha coincidido con una racha tres meses consecutivos de caídas en producción. En septiembre, octubre y noviembre de este año, la producción automotor de la armadora alemana ha retrocedido 35, 21 y 19.9%, respectivamente, en el mercado mexicano.

Dicha tendencia ya marca una menor producción de Volkswagen en su planta de Puebla con desliz a la baja de 5.26% de enero a noviembre del 2015, con 24,006 unidades menos que las ensambladas durante el 2014.

El argumento de la armadora alemana por la merma en las cifras se sustenta por los ajustes en el calendario de producción y la cancelación en la entrega con motores diésel a Estados Unidos.

Ford Motors es otra de las armadoras que reportan menos producción durante los primeros 11 meses del año, al bajar 3.6% su ensamble, lo que implica 15,238 unidades menos respecto del 2014.

Otro de los factores que impacta la exportación y, por ende, la producción es el menor dinamismo en dos destinos de exportación que han cobrado importancia recientemente: China y Brasil, que responde al menor dinamismo de su actividad económica mostrado durante este año (la economía china se desaceleró y la brasileña se contraerá).

Al presentar el reporte automotriz, Eduardo Solís, presidente de la AMIA, explicó que el sector dejó de exportar 14,126 unidades, mismas que reflejan el desplome de 74.9% de los envíos a China a donde se embarcaron sólo 7,570 autos y el descenso de 76.9% de la venta a Brasil, que recibió únicamente 7,273 unidades procedentes de nuestro país.

Esto tiene que ver con que las exportaciones del mundo no sólo las de México a Brasil han descendido 32.2% en lo que va del año , refirió Eduardo Solís. Cabe destacar que México se ubica como el líder de Latinoamérica en producción, exportación y ventas de autos.

El principal mercado

Además posee una participación de mercado de 72% en las importaciones automotores de Estados Unidos, con una venta 1 millón 838,672 unidades, al crecer 5.9% respecto del mismo periodo del 2014.

Para México, Canadá y Alemania se han vuelto actores importantes para el envío de vehículos ligeros, lo que podría compensar la pérdida de exportaciones en otros mercados ocasionada por su situación económica interna.

Hacia el 2020, México podría fabricar 5 millones de vehículos al año, una vez que maduren las nuevas inversiones de otros fabricantes que han llegado al país, como la coreana Kia y las armadoras de lujo como BMW y Audi.

Mantienen pronóstico de venta local de carros

Por primera ocasión en su historia, los distribuidores de automotores lograrán la venta de 1 millón 330,000 autos ligeros en el 2015, informó Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Durante noviembre pasado, la comercialización de autos creció 13% respecto del mismo mes del 2014, aunque mostró menor dinamismo respecto de los meses previos del 2015, cuando mantenía una tendencia de 20% en ventas.

Hasta el onceavo mes, la industria ha vendido 1 millón 190,985 unidades en el mercado mexicano, cifra récord con crecimiento de 18.8%, comparado con el 2014, en donde se han conjuntado factores positivos como la baja en la importación de vehículos usados a México, una mayor disponibilidad de crédito y plazos más amplios de pago, así como un mayor número de consumidores de clase media que han encontrado facilidades para adquirir un vehículo.

No obstante, Rosales refirió que persiste la incertidumbre sobre cuánto tiempo durará este momento, por lo que la AMDA está tratando de anticiparse a un cambio en las tendencias.

En conferencia de prensa dijo: El entorno mundial no ha logrado sobreponerse a los efectos de la crisis más grande de los tiempos recientes, los grandes núcleos de actividad económica marchan con sobresaltos y con velocidades distintas, generando incertidumbre y pesimismo global .

undefined

[email protected]