La mesa de enlace agropecuaria, conformada por la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Federación Agraria Argentina (FAA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Coninagro, ultima detalles para anunciar medidas de fuerza contra la suba de retenciones a la soya que se publicó en el Boletín Oficial.

Las organizaciones que integran la mesa de enlace preparan un paro de comercialización de sus productos. CRA iniciará estas medidas el lunes 9 por la mañana y se extenderán hasta el jueves a la noche. Ese lapso abarcará el 12 aniversario del inicio del conflicto entre el campo y el gobierno de Cristina Kirchner por las retenciones móviles, el 11 de marzo del 2008.

En medio de estas conversaciones, CRA lanzó una dura advertencia al gobierno. “Si los cambios son ideológicos, nos vemos en las rutas”, alertó a través de un comunicado. Agregó: “Una vez más los productores agropecuarios de todo el país nos vemos empujados a tomar medidas en defensa de la condición más dignificante del alma y del hombre como tal, nuestro trabajo”.

Además, comparó la situación actual con la imperante en el 2008 y la búsqueda del gobierno de entonces de implementar las retenciones móviles.

“En el 2008 el interior productivo de la Argentina dijo ‘basta’, frente a los derechos de exportación móviles (retenciones) que planteaban en ese momento una alícuota del 41 por ciento. Para igualar lo que el productor agrícola va a recibir en mano por su tonelada de soya hoy 12 años después, fruto de la combinación de un derecho de exportación de 33%, y un tipo de cambio desacoplado del real, las retenciones del 2008 hubieran necesitado llegar a 66.7%”, estimó.

Y concluyó: “Esto marca a las claras la frágil situación a la que se expone al sector más productivo, más competitivo, más federal y que genera empleo genuino en Argentina”.

Además, hoy se registraron caravanas de tractores en las rutas de Córdoba, en señal de protestas de productores agropecuarios por la suba de retenciones. Decenas de equipos agrícolas transitaron por la Circunvalación de la capital de la provincia mediterránea para visibilizar el reclamo.

El gobierno hizo oficial la suba de las retenciones a la soya de 30 a 33 por ciento. Los cambios en los derechos de exportación agrícolas que el ministro de Agricultura, Luis Basterra, comunicó a los líderes de la mesa de enlace agropecuaria tienen como eje la suba de 3 puntos porcentuales, o 10%, en las retenciones al complejo soyero.

A cambio, determina bajas en las retenciones de la mayoría de los productos agroindustriales, sobre todo de las economías regionales más complicadas.

De esta manera, las retenciones a la soya suben de 30 a 33%, pero las que se aplican a arvejas, porotos, garbanzos y lentejas, bajan de 9 a 5%; para el maní, de 12 a 7%; para la harina de trigo, de 9 a 7%, y para el girasol de 12 a 7%, aunque para girasol confitero y aceite de girasol, la reducción va de 12 a 5 por ciento.

El esquema establecido por el gobierno consistirá en destinar una parte de la recaudación adicional a la compensación de tres de cada cuatro productores de soya, siempre que su producción no haya superado 1,000 toneladas en la campaña anterior.

Según datos oficiales, este beneficio alcanzará a 42,406 productores que representan 74.2% del total. Los restantes 14,884 productores, con rindes por encima de 1,000 toneladas, no recibirán compensación alguna.